El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar para el mes “mayo, 2016”

Adaptación

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

pan Foto tomada de la web

Cuando desapareció la carne, decidí dar gracias a Dios porque las carnes rojas son muy dañinas y comencé a comer pollo y gallina.

Cuando escasearon pollos y gallinas agradecí por mi salud, porque esas vainas las engordan a fuerza de químicos y hormonas. Decidí comer atún.

Cuando el atún desapareció de los anaqueles para aparecer luego escasamente y a precios de joyería, bendije al cielo porque esas cosas tienen mucho conservante químico y los mares donde los pescan están muy contaminados con mercurio.

Entonces, decidí consumir mis proteínas de huevos, quesos y granos.

Los huevos desaparecieron, para los quesos no me alcanza el sueldo, los granos no hay pero ni en el cutis de los adolescentes. Pensé, «menos mal, porque los huevos me suben el colesterol, los quesos me aumentan el ácido úrico y me producen cálculos en los riñones y los granos me producen…

Ver la entrada original 128 palabras más

Anuncios

Todo es negro. Negro luto

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Ocho de la noche
¡Booomb!
Sobresalto.
Con el ruido de la explosión y el susto
Sobreviene el apagón.

Un chubasco de proporciones bíblicas se desata con fuertes vientos.
Las hojas del níspero caen.
Como en una especie de éxodo, salimos a pedir posada.

La oscuridad es densa y el silencio atemoriza.
Ni luz de luciérnagas hay en la ciudad.
Todo es negro. Negro luto.

La gente en sus casas espera resignada el alumbrón.
Falta poco para que unos salgan de las tres horas de sombras y otros entren.

Intentar conciliar el sueño en cama ajena
Vuelta y vuelta y vuelta.

El silencio de las cuatro de la madruga habla con elocuencia.
Una especie de epifanía.

Son ya demasiados años entre tinieblas como para seguir creyendo que esto es temporal.
¡Dieciocho años!
ya no es provisional.

En el baño, donde en un tiempo salía agua al abrir la ducha, se…

Ver la entrada original 106 palabras más

Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 14. Visita de Albert Rivera

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

rivera

Tía Amapola hoy salió del cuarto de los santos cuando ya empezaba a clarear el día. Hedía a tabaco de brujo y a anís El Comandante, un alcoholado que más parece combustible para cocina de keorsene que anís. Se paró frente a la ventana a mirar el amanecer. Sostenía entre sus dedos el dije de la firma del difunto que cuelga del cuello en su cadena de oro y lo movía con impaciencia de izquierda a derecha y «a la visconversa», como diría ella. Murmuraba con la mirada lejana, perdida entre la montaña y las nubes.

—Ay, ojitoslindos, no estás respetando el pacto. Tú crees que yo me chupo el dedo y no sé que tu estás detrás de la detención de Joanma en Clarines. Piensas que él va a cantar más duro y más claro que su tocayo catalán a orillas del Mediterráneo, pero, Ojis, por Joanma sí meto…

Ver la entrada original 1.593 palabras más

Te matan

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Bolivar

Te matan por tener
Te matan por no tener

Matan al delincuente
Matan al policía

Te matan en la calle
Entran y te matan en tu casa

Venezuela es un llanto que no cesa
Venezuela es un luto en gerundio

Ver la entrada original

No me apaguen el sol

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Llegó entonces el atardecer. El cielo se volvió expresión. Se llenó de colores que fueron cambiando de azules y grises, a naranjas y rojos. Parecía como si un pintor desahogara a fuerza de colores y brochazos toda la desazón del día.

Hay que aferrarse a los cielos intocables por esta realidad que nos somete. Agarrarse como un clavo ardiente de los comentarlos de la amiga que dice que mis novelas la hicieron sentir «perturbada, asustada, sonrojada y hasta me causaron rabia». Agarrarse como una tabla de salvación de la otra amiga que me aplaude sin mezquindades mis «Textos de la concupiscencia cotidiana». Cualquier pequeña alegría es una armadura para no romperse ante esa madre que me cuenta que la apuntaron con un revólver a ella y a su hijo hace 15 días en un autobús y que ayer a su hija con su nieto de 4 años los atracaron en…

Ver la entrada original 580 palabras más

«No pido plata, pido un mensaje en cadena para buscar las medicinas de mi hija»

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

aureola Foto tomada de la web

Yo, en un afán de auto protección y supervivencia, cada vez, salgo menos. Trato de ir lo menos posible a supermercados para evitar deprimirme. Dejé de ir a caminar por temor a la delincuencia. Con alguna gente no paso del «Hola» y el «Aquí, la misma vaina», huyendo a la consabida retahíla se ayes, lamentos, quejas, que terminan dejándome una opresión terrible en el pecho y profundas ganas de llorar, primero, y de matar, después.

Pero la realidad busca como filtrarse por cualquier rendija, el país aprovecha cualquier grieta para deslizarse hasta el tuétano de mis huesos y dejarme con la sensación de palo de agua adentro, tiritando, aunque afuera brille un sol abrasador.

A veces la fortaleza de mi Torre de Marfil, se vence.

Fue así como se filtró Alexander.

Tocó la puerta de mi tienda y entró. Joven. Cercano a los 30. Buenmozo…

Ver la entrada original 615 palabras más

Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 13. La audiencia

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

audiencia

Tía Amapola hoy ha estado huraña. Casi no ha hablado. Está como triste. Tiene rato mirando por la ventana caer la lluvia y de vez en cuando suspira.
—Tiíta, ¿Qué me le pasa que la noto como tristona, nostálgica? ¿Sigue con la pelea con Padrino?
Sin dejar de mirar hacia la calle, agarrándose la firma del difunto que guinda en la cadena de oro, con un hilo de voz apenas audible, me dice:
—Ay, mi niño. Ahora sí creo que se nos volteó el santo. Esa purga que hicieron en la Asamblea eliminando todos los trabajitos que habían hecho ahí los babalaos y paleros cubanos como que está surtiendo efecto… Nos descubrieron aquel túnel tan bueno que teníamos allá arriba con los panas de Tijuana. Me caí montando bicicleta. Ojitoslindos no sé que jueguitos se trae pero no me da buena espina esa junta con Rodríguez Té.
Tía Amapola gira…

Ver la entrada original 1.275 palabras más

En mi tumba

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

cardenal Foto de Cristian Espinosa

Hay un festival de cine en Cannes
En Roma aprueban el matrimonio gay
Chanel taconea por las calles de La Habana

El mundo se mueve

Colibrís y paraulatas
Loros y vivitos
libres
Se acercan a mi balcón
Con asombro, me miran encerrado.

En mi auto exilio
En mi cautiverio
Busco la cámara para fotografiar
Tras mis rejas
a la vida, que viene a visitarme
En mi tumba.

Ver la entrada original

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: