El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar para el mes “febrero, 2017”

Textículos del revolucionario 3

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

img_20170218_014356.png

“–Negra ¿viste la calta que publicó el camarada Tareck en el Niu Yol Tain? ¡Una página completa pa’respondele al Departamento del Tesoro!
–No mi amol. ¿Y tú cómo supiste?
–Polque en la cola del supelmelcado pa’ comprá un kilo de Harina PAN una vieja escuálida me la mostró en el tuitel. ¿Cuánto puede costá una página completa en ese periódico, Negra?
–Mas plata que la que tú y yo veremos junta en toa nuestra perra vida, mi amol.
–Coño, yo voy a hablá con los camaradas del pesuve a si hacemos una vaca pa’ ayudá al pobre Tareck a pagá esa vaina. Que los gringos sepan que el pueblo está con el camarada”.

***

“Tiene razón Florentino. Bien hecho que borraron a CNN de Venezuela. Qué coño les importa a ellos si nosotros vendemos, regalamos o prestamos pasaportes a quien sea. Eso es peo nuestro y los…

Ver la entrada original 839 palabras más

¿Como suena la patria?

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

La patria suena a rumor de cola
A santamaría que baja bruscamente
A amenaza solapada

A fusil que se monta
para calmar la turba de la cola,
pero no para saciar el hambre.

La patria suena a viejo hambriento,
airado
que golpea con su bastón el suelo.

Suena a súplica
“Vendeme mil bolivitas de queso
pa’ engañá la pasta”.

Suena a murmullo
que se vuelve grito
por un kilo de harina

La patria tiene un sonido
de frufrú de bolsas plásticas de basura.
De manos que allí rebuscan.

Suena a estómago vacío
a tripas que trepidan
a vientres cimbreantes.

El sonido de la patria
es un pito en el pecho ahogado
Sin Spiriva Berodual

Crujir de huesos que convulsionan
Tiemblan
Sin Valprón Tegretol Rivotril
¡No hay!

Los sables no suenan, en la patria
sólo tintinean las monedas
En los bolsillos militares.

La patria no suena a himno
ni a banda…

Ver la entrada original 23 palabras más

De pasos perdidos

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

I

Entre tantos zapatos
perdí mis pasos.

II

He calzado tantos zapatos,
que finalmente voy descalzo
Para encontrar mis pasos.

Ver la entrada original

Textículos del revolucionario 2

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

img_20170218_014356.png

“Si no tuviera que ir de funeraria en funeraria a ver dónde consigo una urna decente pa’ enterrar a mi chamo, me arrancaría de una pa’ la autopista a apoyar con una buena pancarta al camarada Tareck”.

***

“Camarada Nicolás, los pranes que secuestraron a mi viejito, me lo mataron. Pero yo sé que usted hizo lo que pudo, por eso, nada más tiene que dar la orden pa’ yo salir rodilla en tierra con el fusil al hombre a defender a Tareck y a la revolución”.

***

“Si no fuera porque tengo que llevar a mi hija Kimberley al terminal porque se va en autobús a vivir a Chile, porque aquí no tiene futuro; agarraba mi fusil ya mismo y me lanzaba a protestar contra los gringos y a defender al Camarada Tareck”.

***

“A lo que me den de alta y esté bien de los dos tiros que…

Ver la entrada original 384 palabras más

Textículos del revolucionario

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Mientras rebuscaban algo qué comer entre la basura, el hombre les decía a sus hijos:
“Al terminar de almorzar, nos vamos a manifestar contra el imperio para defender al pobre Tareck”.

***

Agarró la piedra para lanzar al mango y le dijo a su mujer:
“Bajamos los mangos del almuerzo de mañana y corremos a la manifestación de apoyo a Tareck y a la dignidad revolucionaria””.

***

“Si hubiera conseguido Loperán para la diarrea o manque fuera un suero pa’ hidratame, me hubiera gustado ir a manifestar a favor del pobre Tareck”.
Dijo, desfallecida la mujer cuando su marido le dio el jugo de limón para la diarrea.

***

El camarada cavilaba:
“Si voy a la marcha a favor de Tareck sin comer desde ayer, me puedo desmayar de hambre. Pero si me almuerzo la única arepa con la última lonja de queso antes de ir, la caminata me deja…

Ver la entrada original 438 palabras más

Simulación

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

bracho.JPG Fotografía de Fernando Bracho Bracho

Sacó del baúl del desván:
El camión de bomberos regalo de tío Rogelio
La patrulla de policía con luces y sirena de cuando cumplió 10
Y su vetusto disfraz de cowboy

Con la vieja manta de algodón azul
Escondió de nuevo la Barbie despeinada
Que su hermanita “perdió” hacía 20 años

Y cerró de nuevo el cofre.

Ver la entrada original

El festín

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Al principio, los zamuros comían del muerto bailando y en grupo. Eran hermanos compartiendo el condumio.
Pero el cadáver empezó a menguar. Cada vez había menos carroña.

Empezaron a mirar feo al “hermano” que al lado hincaba su pico. Aleteaban disimuladamente para espantar al compañero. El baile se fue tornando en saltos violentos.

Cuando ya no quedaba muerto suficiente, se empezaron a atacar unos a otros. Se clavaban las garras, se picoteaban los lomos, se sacaban los ojos de un picotazo.

Hasta que quedó un solo zamuro como rey, junto a un puñado de huesos renegridos y brillantes.

Ver la entrada original

Vértigo

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

La sensación en la boca del estómago
es de estar cayendo
sin caer
De que el mundo se da vuelta.

Un vacío. ”El vacío”.
Vértigo.
Temer y no saber a qué
Incertidumbre.

Tiempo de callar
Guardar silencio
Descifrar el miedo

Esperar morir
Sin apurar la daga
Sin clavarse la espina

Todo ha sido inútil
Algún día el punto será final.

Ver la entrada original

País en quiebra

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Ella entra despacio. Como pensando las palabras que debe usar. Una camisa blanca y del cuello guinda una cinta roja con las siglas BANAVIH impresas.

Con voz entre apenada y temerosa de lo que pudieran responderle, saluda y pregunta:

–Buenas tardes, ¿están inscritos en Banavih?

–No.

Mantiene el tono de perrito apaleado:

–Si la empresa no está inscrita, tienen que inscribirla. Por ley, tienen que estar registrados. ¿Le puedo dejar un papel con los requisitos?

–Sí.

Se acerca al mostrador mientras le comento:

–Aunque no tiene mucho sentido, porque ya estamos quebrados. Como ve, estamos a punto de cierre. –Le señalo los estantes vacíos.

Hace un gesto con la boca, un mohín que indica que lamenta la situación.

–¿Me da donde anotar los requisitos?

Al ver que no respondo, porque no termino de captar, lo que me dice:

–Un pedacito de papel, para anotar lo que tiene que hacer…

Ver la entrada original 120 palabras más

Alberto Hernández con “Stravaganza” hizo latir de nuevo Italia en mi pecho

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

​A mí Italia me resultó un coñazo. Esa es la única manera que encuentro para explicar mi decepción.

De hecho, mientras recorría las calles de Roma, tan pueblerina, tan arbitraria, con Termini, esa insoportable estación de trenes y autobuses, sofocante con el bochornoso calor del verano, desordenada y plagada de empleados maleducados, con cara de culo. Hastiados también ellos del calor, supongo, no les queda ni una sonrisa o un gesto amable para atender a los turistas. Y el hombre aquel del guarda equipaje, fumando en ese sótano sin ventilación y gritando a los clientes sin importar si eran monjas, ancianos o turistas. Tal vez esa terminal de trenes sea un homenaje a Dante y su Infierno.

Bueno, el recuerdo me hizo perder el hilo de lo que iba a decir. Decía que de hecho, mientras recorría Roma, retumbaban en mi cabeza las palabras que muchos años antes me dijera…

Ver la entrada original 530 palabras más

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: