El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar para el mes “julio, 2016”

Tía Amapola 23 – El cumpleaños del muerto

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

amapola

—Mi niño, recuérdame el primer viernes del mes que viene que tengo que ir a visitá la tumba de Ismaelito.
—¿Qué Ismaelito es ese, tiíta?

Yo, cuando tía Amapola me habla de sus santos, me hago el willi. No me gusta que ella sepa que entiendo algo de lo que dice porque va a querer que yo esté siempre con ella mientras brujea.

—No te me hagas el pendejo que sabes muy bien que te hablo del malandro Ismael.
—¿Y qué va a hacer usted en esa tumba, tiíta?
—Que tengo que ir a pagale una promesa. Voy a llevale un porrito, una botellita de ron y unas flores.
—Uhmmm muy bueno debió ser el milagro.
—¿Pa’qué te digo que no, si sí? Me sacó del camino a uno de los carajos en Honduras, mi niño. Dijo un tal Chancleto González que el testigo apareció con el mosquero en la…

Ver la entrada original 1.022 palabras más

Anuncios

El infierno de Edelmiro tiene “todos los ingredientes para mantener al espectador atento”

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

amazon

José Brito:

El sábado terminé de leer esta novela que parece un guión cinematográfico con todos los ingredientes para mantener al espectador atento en esta travesía por un infierno muy particular, felicitaciones Golcar espero la próxima que me imagino será en el Purgatorio 😈😇

portadatv Pica en la imagen para comprar la novela en amazon.com

Pica en la portada para comprar el libro en un clic. Pica en la portada para comprar el libro en un clic.

portadatv Pica en la foto para comprar ‘Te voy a llevar al cielo’ impreso

de amazon Pica en la foto para comprar ‘El infierno de Edelmiro’ impreso.

Ver la entrada original

Esta es mi Caracas. La de mis recuerdos

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Ahora casi no voy.
Ahora hasta temor me produce.
Pero hubo épocas en mi vida
En que si cielo, su cerro y desmanes
Eran mi cielo, mi cerro y mis desmanes

Allí tuve amores. Pasiones.
Despechos.
Alegrías y sinsabores.
En balance puedo decir que allí fui feliz.

Podía salir del teatro y meterme al cine.
Ver una película y meterme inmediatamente a ver otra.
Subir a Sabasnieves y al día siguiente bajar a la playa.

Pateé urbanizaciones y barrios.
Pasaba del centro al este
Del este al centro.
Caminaba de Bellas Artes al Congreso.
Almorzaba en San Agustín y dormía en Vista Alegre.
Parque Central me cobijaba en noches de fiesta en casas de. amigos.
San Souci fue mi hogar un tiempo.

Sábana Grande era mi patio. Sus cafés con baños asquerosos que olían a semen y a susto a los que uno entraba con temor y salía con asombro…

Ver la entrada original 187 palabras más

Tía Amapola 22 – Los zapatos de Delcy

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

delcy

Tía Amapola amaneció apesadumbrada. Por las ojeras, se le nota que no durmió bien. Yo la sentí hasta bien tarde en el cuarto de los santos. El olor a tabaco barato y a ron era penetrante, pero ni me acerqué para que no me pusiera de banco nuevamente.
La encontré en el pantry de la cocina. Se estaba tomando un fororo, pero sin ganas.
—Tiíta, ¿qué me la tiene tan chacueca?
—Ay, mi niño. Qué semana tan perra y ¡Apenas es martes! Anoche el comandante no me dio muchas esperanzas cuando bajó. Según él, la caída es indetenible. No dice pa’cuándo, pero dice que es seguro. Los rezos y rituales que hacemos van a alargá la vaina, pero él dice que tarde o temprano, esto se va a la mierda.
—Tiíta, no crea tanto en esas cosas. Yo veo a El Padrino muy tranquilo. Yo creo que haber delegado en…

Ver la entrada original 1.694 palabras más

Ocaso

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

El árbol de la vida es un esqueleto.
Seco y quebradizo.
Fantasmas las palmeras
Sin palmas ni verdor.
El mango exhausto dio su último fruto.
Al final, es cierto.
Siempre nos queda el cielo.
Pero el día también se agosta.

Ver la entrada original

Los pies de mamá

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

img_20160717_203935.jpg Foto de Luis Brito

A Ignasi y a Sergi,
por el aliento de dragón

A mamá le olían los pies.
Cuando llegaba de la calle
Se quitaba las medias de nailon
Y los zapatos anónimos
Y estiraba las piernas.

A mamá le olían lo pies.
Un olor avinagrado,
a cuero mojado y talco Menem,
que no me gustaba.

A mamá le olían los pies.
No era pecueca.
Era un olor a pies sudados.
Cansados. Con marcas del día.

A mamá le olían los pies.
A trajín del día. A ajetreo.
Y nunca la oí decir que estaba cansada.
Nunca se quejó del cansancio.

Se descalzaba y estiraba las piernas.
Se masajeaba con Cool-A-Ped.
Y daba vueltas a sus pies.
Giros a derecha. Giros a izquierda.

Nunca me gustó
Como le olían los pies a mamá.
Pero no se lo dije jamás.
Me quedaba con ella y respiraba hacia otro lado.

Hay…

Ver la entrada original 21 palabras más

Ojos gélidos

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Tu mirada se clavó en mis ojos
Tiemblo.
Tirito.

Mi piel se eriza
Siento espasmos por el frío.

Me cubro con cinco mantas.
No hay lana que pueda con tanto frío.

El termómetro marca 40 grados
a la sombra.

Sepukku.

En mi cuello,
Tu mirada es un puñal de hielo.
Tiemblo. Tirito

Ver la entrada original

Finitud

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Siempre

es un tiempo que puede ser tan corto.

Eterno

la eternidad puede durar 24 horas.

Lo eterno. El siempre
La finitud.

Ver la entrada original

Tía Amapola 21 — La frontera. Cúcuta

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

Tía Amapola estaba concentrada con los audífonos puestos viendo un video en la tablet. Yo pensé en un principio que estaba escuchando algún narco corrido de Los Tigres del Norte que es uno de sus grupos favoritos, pero ella normalmente mueve la cabeza al ritmo del corrido y de vez en cuando grita alguna estrofa, y esta vez sólo decía de vez en cuando, contando cada palabra con los dedos como para memorizarlas «Amenazas, insultos y vilipendios».

—¡Tiíta! —Grité para que me oyera.— ¡Tiíta!

La tía Amapola puso pausa al video, se sacó los cascos y me miró con ojos interrogantes.

—Tiíta, que me preocupa usted a veces. Parece como si se estuviera volviendo loca. Tiene media hora ahí pegada viendo ese video en la tablet y repitiendo lo mismo. ¿Qué está mirando?

—Ay, mi niño, es que no había tenido chance de escuchá a la Tiby. Esa coña, con…

Ver la entrada original 1.440 palabras más

Volver

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

image

A veces, en sueños,
Sigo en la casa de La Parroquia
y mamá fríe pasteles
en las madrugadas frías.

A veces, en sueños,
estoy en la azotea.
En mi cuarto con techo de asbesto.
Donde di el primer beso.

A veces, en sueños,
veo la luna
sobre el campanario de la iglesia
la noche del Viernes Santo

A veces, en sueños,
regreso a las raíces de los almendros
Al banco de granito rosa
bajo el mamón de la plaza.

A veces, en sueños,
aparecen mis amigos de hoy
dando serenatas con Gualberto
en el porche de media luna.

A veces, en sueños,
Me llevo mis miedos,
Mis angustias y temores
A mi vieja casa en La Parroquia.

En sueños, siempre vuelvo.

Ver la entrada original

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: