El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar en la categoría “Uncategorized”

El luto sigue en gerundio

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Juan Moleiro,
in memóriam

El corazón paró
se ahogó.
Un infarto.

Setenta y seis años
tenía Juan Moleiro,
cuando una bomba lacrimógena
lo sorprendió en su casa
y lo asfixió hasta el infarto.

De origen español,
quienes conocieron a Juan Moleiro
dan cuenta de un hombre noble
trabajador y honesto.
Dueño de una empresa
Transportes Rovime.

La muerte lo alcanzó
cuando la Guardia Nacional
gasiferó La Mora 2 en La Victoria
y una bomba entró a su hogar.

Es que así reprime
La dictadura.
Apunta balas
a pechos y cabezas
apunta sus bombas
a casas y edificios
gasiferando hogares.

La muerte en el no-país
se torna creativa
pergeña nuevas formas de matar
a manos de militares
y paramilitares asesinos.

El obituario no se cierra
la bestial represión de la dictadura
hace prever
que la muerte seguirá enseñoreándose.

El luto sigue en gerundio
ya cuenta más de 120
víctimas y…

Ver la entrada original 20 palabras más

El silencio no paró

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Silencio
La ciudad se hizo silencio.
Denso,
espeso,
gris
como la barricada de nubes
que obligó a pararse al sol.

Silencio
sólo hay silencio en las calles.
La garúa cae en un susurro
para no perturbar..

Un par de pericos
vuela sobre mi cabeza
y el escándalo de su aleteo
me sobresalta.

El sonido de las ruedas de bicicleta
que se deslizan sobre el asfalto
arenoso y húmedo
hacen un ruido pornográfico.

Un tordo gris bajo el cielo gris,
desde el cableado eléctrico,
mira con asombro la calle
que a las diez de la mañana
no parece despertar.

En cada esquina,
una barricada.
Una mujer cubre sus hombros
con una bandera,
su cabeza con otro tricolor
y sentada en su banco
cuida la calle.

Los buenos días
se susurran,
como con temor
de profanar el silencio.

Un indigente pasa
con su perro atado a una cuerda,
saluda con sordina,
revisa…

Ver la entrada original 86 palabras más

Sed de sangre

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Robert Lugo,
Andrés Uzcátegui
y Ronney Tejera
in memóriam

La bala no hizo paro
la muerte recorre el no-país.
La dictadura sale de cacería
a saciar su sed de sangre.

En varias ciudades se reportan heridos
la bala militar o paramilitar
no para.
Y la muerte cunde.

Desde tempranas horas
varios puntos del no-país
daban cuenta de la represión.

Se desayunaba gas lacrimógeno
y detonaciones
Disparos que rompían
el silencio.

Avanzada la tarde,
llega el conteo:
varios heridos
Tres asesinados
que pueden ser más
porque la muerte
no parece saciarse.

Robert Lugo y Andrés Uzcategui
cayeron en La Isabelica,
en Carabobo
y Ronny Tejera en Los Teques.

Todos veinteañeros
todos asesinados por balas,
disparos al pecho,
a ese corazón con que aman
la libertad.

Pero la cuenta no se cierra
el goteo es lento
la dictadura está dispuesta
a seguir sembrando plomo
en los pechos libertarios.

El corazón y…

Ver la entrada original 34 palabras más

Acero y piel

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Foto de Miguel Gutiérrez, EFE.

A Xiomara Scott,
in memóriam

“If blood will flow when flesh and steel are one
Drying in the color of the evening sun
Tomorrow’s rain will wash the stains away
But something in our minds will always stay”. Así cantaba Sting,
en una canción que hoy,
nos golpea en la boca del estómago.

Sí, la carne y el acero
volvieron a ser uno,
en las calles del no-país.

Posiblemente, la lluvia,
que caía en ese momento,
lavó las manchas de sangre,
pero en nuestras mentes,
quedará perenne, su huella.

Era día de la Virgen del Carmen,
y frente a la iglesia El Carmen,
en Catia, cayó Xiomara Scott,
asesinada por el acero de una bala
que perforó su piel.
Acero de dictadura
en piel de ciudadana.

Xiomara era opositora,
disidente, en una tierra,
en una zona, donde
las ideas son peligrosas
y pueden costar la…

Ver la entrada original 129 palabras más

Mi guerra

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

He batallado tanto contra mí mismo
contra mis prejuicios
contra mi superficialidad
Contra mi banalidad

Tantos años barriendo mi espíritu
sacando basuras
eliminado ruidos.

Una vida poniendo los pies
en los zapatos del otro
cultivando tolerancia
sembrando entendimientos,
templando el carácter.

Día tras día,
borro rencores
elimino decepciones
olvido ofensas
siembro sencillez
cosecho amores
trato de ser justo.

Mi guerra contra mí
ha sido tan tenaz,
qué si mi yo de 18 años
se tropieza con mi yo cincuentón,
no se reconocería,
en este hombre, en este cuerpo
con estas ropas.

Y cada despertar,
la batalla conmigo mismo
sigue…

Golcar Rojas, julio 2017

Ver la entrada original

Un ángel para la resistencia

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Janeth Angulo Parra,
In memóriam

Era de madrugada,
seguramente Janeth presentía algo.
A lo mejor sentía que los muchachos,
los chamos de la resistencia,
corrían peligro.

A pesar de la hora,
decidió salir.
Quería convencer a los muchachos,
a esos chamos a los que les abría
o cerraba el portón para protegerlos,
de que levantaran la protesta.

Ella, seguramente,
presentía la fatalidad.

Y salió en la oscura noche tocuyana
a hablar con sus muchachos.
A persuadirlos
porque algo presentía.

Un piquete de la Guardia Nacional
llegó disparando a mansalva.
Una bala o una metra
perforó la cabeza de Janeth.
La profesora y jueza de canotaje,
de 55 años,
murió a manos de la Guardia Nacional.

Cuenta la noticia que
“un piquete de la Guardia Nacional Bolivariana llegó al sitio
de manera violenta y disparando para levantar la protesta”.

Un disparo alcanzó a la profesora
Janeth Angulo.

“La herida fue…

Ver la entrada original 65 palabras más

Niños Libertadores

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

           A Rubén Darío González Jiménez,
                                             In memóriam

Las calles del no-país
habían sido sólo para las aves
y los niños, ese día.

Aves libres
y niños que trancaban la vía
con juguetes y con juegos
jugando a ser libres,
a crecer en un país de libertades.

Pero, en algunas partes del no-pais,
los niños se escondieron
las aves alzaron vuelo
la muerte se aproximaba.

Los gases lacrimógenas,
las detonaciones,
los disparos,
la policía,
las Guardia Nacional,
los colectivos paramilitares

Las balas…

Los cantos de niños callaron
el vuelo de los pájaros cesó.
En la Isabelica, Carabobo,
el zumbido de una bala
dejó el silencio y el llanto
tras de sí.

La bala de un Guardia Nacional
apagó la vida de un niño.
Rubén…

Ver la entrada original 130 palabras más

José Francisco Delgado Arauz sobre “Te voy a llevar al cielo”

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

José Francisco Delgado Arauz, profesor de Castellano y Literatura

A la una de la madrugada terminé de leer “Te voy a llevar al cielo“, cualquier comentario que pueda hacer desde mi humilde posición de lector es poco.

La novela negra europea y norteamericana estaría encantada con etiquetar la obra deGolcar Rojasen su categoría, pero quedaría corta. Vargas Llosa en “Cinco Esquinas” palidece ante su crónica periodística. Lenguaje sencillo, preciso, sin excesos ni adjetivación accesoria.

Me felicito por estar entre los elegidos que hemos recibido tan extraordinario obsequio. Un placer tan grande que de inmediato me sumerge en :”El infierno de Edelmiro”.

Ver la entrada original

¿Con qué soñaba Génesis?

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Génesis Gómez,
In memóriam

A los 17 años
algunas niñas sueñan ser princesas,
quieren ser misses. Tal vez modelos. Poetas, escritoras, actrices, médicos, deportistas, madres, esposas…

Génesis Gómez, quería ser libre
quería un país,
quería un futuro.

Su sueño de adolescente
era la libertad.

Y salió en pos de su sueño
en las calles del no-país,
a pelearlo poniendo su pecho,
casi de niña.

Buscando su sueño,
el no-país le dio una pesadilla.
Herida por una bomba lacrimógena,
Génesis pasó más de un mes
en cuidados intensivos.
Seguía luchando,
ahora por vivir.

Pero su cuerpo, que pudo ser
de miss o modelo o poeta,
no aguantó más.
Murió víctima de complicaciones
respiratorias.

La muerte en dictadura
no siempre es instantánea
a veces se ceba en la agonía
y el “gas del bueno”
resultó ser muy bueno
para matar
a veces de impacto en pechos
o cabezas
a veces con…

Ver la entrada original 58 palabras más

Este oscuro luto

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Engler Duque,
In memóriam

La imagen:
Un cuerpo tendido sobre el pavimento
cubierto por una sábana blanca
con manchas de sangre
y unos hilos de sangre coagulada
que como riachuelos
resbala sobre el asfalto.

La noticia habla de la víctima 91
en el país
y la octava en Táchira
en 90 días de protestas.

Pero, para una familia,
es mucho más que números.

Para los Duque Chacón, era Engler,
su Engler, que apenas contaba 25 años.
Como para la mía, el mismo día,
se cumplía un mes del asesinato
de Enmanuel, mi sobrino.
Mi Catire. En Altamira.

Las versiones hablan:

Una bomba lacrimógena
de la Guardia Nacional
le impactó y destrozó el pecho.

La verdad oficial
habla de una explosión de un mortero
qué Engler manipulaba
durante las protestas de Táriba.

¿Qué importa ya,
si fue bomba lacrimógena
o mortero?
Es Engler, que muere
queriendo libertad
luchando por un…

Ver la entrada original 89 palabras más

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: