El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar en la categoría “Uncategorized”

Mi plaza

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Donde vaya, llevaré mi plaza
Un cerezo en flor
me recordará sus almendros
y en los olivares, mis ojos verán
los árboles de mamón
que llenaban de frutos
las cuatro esquinas de mi plaza.

No habrá palmeras en el mundo
que no sean las altas palmeras
de mi plaza
Y treparé los postes de los parques
en honor a los postes de esa plaza.

Un busto de Napoleón, de Washington,
una escultura de José de San Martín o de O’Higgins o de Artigas
siempre serán la estatua de mi plaza
la que escalaba con diminutos pies
hasta alcanzar el busto de Bolívar.

Y en cualquier banco de parque
donde me siente
sentiré en mis nalgas, el frio granito
de los bancos fríos de mi plaza.

Cada repique de campanas
en cualquier ciudad
serán las campanas de la iglesia
frente a mi plaza las que doblan.

Y sobre mi frío cuerpo

Ver la entrada original 23 palabras más

Anuncios

Dos de albahaca y luna

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

El olor de la luna

La luna tiene olor a albahaca
huele a cariño
La luna trae olor de madres
huele a abuelas
La luna exhala olor de amor
huele a hogar
La luna tiene olor a albahaca.

Golcar Rojas, noviembre 2017

En mi ventana

Luna y albahaca
Atrás la sombra del mango
A través de mi ventana.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Ausencia de Dios

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Y algunos sentirán alivio
al ver que tienen comida guardada
y serán de los últimos en morir de inanición.

Y otros respirarán tranquilos
porque tienen reservas de antibióticos
y serán de los últimos diezmados por la escasez.

Y los que tienen comida guardada
comerán sin hacer ruido
a puertas cerradas
con cerrojos y pestillos pasados
en portones y ventanas
escondidos del vecino hambriento
con quien no compartirán su pan
porque la hambruna azota
y hay que rendir las reservas.

Y los otros verán morir al amigo
por falta del antibiótico
que no le darán
porque el próximo enfermo
puede ser de los nuestros.

Y unos y otros comerán
y sanarán con la culpa en el pecho
hasta que ya
no habrá comida en la despensa
ni medicina en la caleta.

Y la revolución
alcanzará a los unos
y a los otros
y morirán de hambre
y desasistidos.

Y unos maldecirán

Ver la entrada original 41 palabras más

Hastío del no-país

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Me agota el no-país.
Me consume. Me seca
Me agosta. Me deja dolorido
y exhausto.

Es devastador ver como nos hemos bestializado. Nos sacamos tripas y ojos unos a otros. Hemos aprendido a aprovecharnos del otro, a sacar ventaja de la ruina del otro. Hacemos negocio con la miseria y la necesidad del otro.

Damos palos a ciegas. Perseguimos a veces un mismo objetivo, pero metemos zancadillas y puñales por la espalda.

Ocultamos intenciones y reaccionamos iracundos cuando nos dejan en evidencia y exponen esas intenciones que pretendemos ocultar.

Desenfundamos insultos con facilidad pasmosa.

El no-país es el legado de resentimiento y odio que sembró Chávez. Es su triunfo. Es su éxito.

En el no-país, Chávez vive.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Persistencia de tu olor

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Un aroma de no sé dónde
hoy me recordó
el olor de tu pintura de labios.

Era un olor rojo
trinitaria mexicana encarnada.
Al sentirlo,
volví a tener tus labios
dentro de mi boca.

Entonces, recordé
que bajo tu ombligo
olías a mar fresco
sabías a mar fresco.

Y un vaho me trajo
el olor a flores
de Anaís-Anaís
que salía del jardín
que tenías en tu cuello.

El lirio de los valles
al pasear por la vereda
Fue una bocanada
de tu pelo mojado

Aspiré el aire con fruición,
tomé un sorbo de café
y recordé tu aliento
en las mañanas.

Hace tanto te olvidé,
y hoy me sorprende
mi olfato
que aún te recuerda

En mi nariz,
sigues presente
persistes.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Ya no lloro mis muertos

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Ya no lloro mis muertos
Hace mucho tiempo
dejé de llorar la muerte.

Ya no lloro mis muertos
porque en un sueño
hace muchos años
los muertos lloraban por mí.

Ya no lloro mis muertos
Los difuntos me dijeron
que la muerte no es la solución
pero es el final.

Ya no lloro mis muertos
los que murieron antes
en el más allá
aún lloran por mí,
Entrampado
en este más acá.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Visiones

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Veo la gente jurungar en la basura
Dos en una esquina
Tres en otra esquina
una familia completa
incluyendo el perro.

Veo las bolsas de basura
acumuladas día a día
Sin que nadie las recoja

Veo los huecos en el asfalto
las aceras reventadas
por las que no puedo caminar.

Veo los niños de la calle
en los semáforos
las familias indígenas
bajo un cují de la avenida.

Veo los niños
que se empinan
en punta de pies
para alcanzar el parabrisas
que limpiarán durante el tiempo
que dura la luz roja.

Pero, ver constantemente
el no-país
Cansa
Duele

Entonces miro al cielo
busco en las alturas
la belleza,
el color
la luz.

La belleza
El color
La luz

La luz.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Sin escape

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Miro al cielo
me exilio en el éter
me refugio en las nubes
y me guarezco bajo las alas
de azulejos, colibríes y loros.

Pero, a veces,
frecuentemente,
el cielo se tolda
las nubes se aceran
las aves se extravían

El cielo me aplasta
y no hay hacia donde huir.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

Farewell

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Como una nube
Te desvaneces
te deshaces en el beso
Sé que es el adiós.

Golcar Rojas, noviembre 2017

Ver la entrada original

La flor del agradecimiento

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Hoy, recojo las flores del camino
miro al cielo
contemplo las palomas
doy gracias a la vida.

Hoy, las flores son para mí
y son para mis amigos
para mi familia
para mi pareja

Begonias para agradecer
a todos los que me quieren
a todos los que me arropan
con el cariño y los gestos

Hoy, me he sentido
el hombre más importante del mundo
El más querido
El más afortunado.

Hoy, las flores son para
dar gracias porque
aunque el mundo es una porquería
se salva por el cariño
por la gente que lo quiere a uno.

Hoy, siento que ha valido la pena vivir.

Gracias a todos.

Golcar Rojas, octubre 2017

Ver la entrada original

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: