El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivar para el mes “julio, 2017”

Domingo de sangre, dolor y luto

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Daniela Salomón
y Miguel Urdaneta,
           in memóriam.

Ese domingo la muerte cundió
las calles del no país
fueron amasijo de sangre
concreto, asfalto y plomo.

En San Cristóbal, cayó Daniela de Jesús,
con otros seis asesinados del Táchira.
En Maracaibo, cayó Miguel Urdaneta,
de veinticinco años.

Quince años tenía Daniela
¿Habrá tenido fiesta de 15 años?
¿Qué piensa una niña de 15 años
cuando la bala entra en su cuerpo?

Una bala en el pecho
un proyectil en esos senos de niña
senos diseñados para amamantar
para dar vida, para alimentar el futuro.

A los 15 años, una niña
sueña con un vestido largo
con un vals, con una fiesta

A los 15 años,
se juega a escondidas
con las muñecas que
ahora avergüenzan.

A los 15 años,
el futuro es amplio
las ilusiones múltiples
Una boda con el noviecito,
hijos, viajes, una carrera…

Ver la entrada original 175 palabras más

Anuncios

La patria es un camposanto

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Luis Ortiz, Albert Rosales,
Ronald Ramirez, Gilbert Peña,
Julio Manrique, Juan Gómez
in memóriam.

El goteo se hizo chorro
el riachuelo se volvió mar.
Las calles de la patria
son un lago de sangre
que ahoga al no-país.

La bala es más rápida
que mis dedos
la muerte es más veloz
que mi palabra.

No soy capaz de cubrir
en mis crónicas poéticas
a todos los caídos
Mis obituarios se quedan rezagados
El memento se hace imposible.

¿Cuántos cayeron hoy?
¿A cuántos mató la bala asesina?
¿Doce? ¿Quince?
¿Cuántos caen mientras escribo?
¿Cuántos de los heridos
en estos cuatro meses de lucha
morirán en los próximos días?

La bala fue sembrada
la muerte espera paciente
su turno de cobrar.

Luisa Ortiz y Albert Rosales,
El sargento Ronald Ramírez,
el niño Adrián Rodríguez

¡Trece años! en Capacho Viejo

Gilbert Peña, de 19 años, en la Rotaria.
Julio Manrique, impacto de…

Ver la entrada original 297 palabras más

Desperté a una pesadilla

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Iraldo Gutiérrez
Marcel Pereira
Eduardo Olave
Angelo Mendez
Ricardo Campos
Wilmer Flores
Luis Zambrano
in memóriam

A eso de las tres de la madrugada
me acosté a dormir.
El pecho oprimido
y una oración en los labios.

Pedía porque no fuera cierto
que se tratase sólo
de insomnes sin oficio
que inventan tragedias
a deshoras
para matar su tedio.

La fatalidad se cernía
sobre las calles del no-país
pero en mi pecho
albergaba la esperanza
del bulo ocioso.

Pero, el día clareó
la luz del sol
descubrió la realidad
que en la oscura noche
me negaba a aceptar.

La bala asesina
no durmió.
El plomo de militares y paramilitares
cumplió su objetivo
La sangre cundió.

En Mérida, Táchira y en Sucre
cayeron varios venezolanos
que se oponían al fraude constituyente.
Asesinados por balas de uniforme
y balas de civiles
mandados a masacrar.

En menos de 24 horas
Mataron a…

Ver la entrada original 157 palabras más

Días menguados

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

Duermo poco y mal
en estos días.

Estoy bien
y de pronto,
me deprimo.

No es depresión, realmente.
Es una densa y el tenaz tristeza
que me cae de golpe.

Como una telaraña negra
que me atrapa y si me muevo
me enreda más
y aprieta sus hilos.

Y la araña acecha,
agazapada.
No se mueve.
Espera que la telaraña
haga su trabajo.

La tristeza se mezcla
con el miedo
y ya no duermo.

La vida mengua,
como la luna.
Es un hilillo,
un cachito
que apenas brilla.

¿Quién escribirá
mi obituario?

Duermo poco
y duermo mal
en estos días.

Golcar Rojas, julio 2017

Ver la entrada original

Hoy no hay perros calientes frente al liceo

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Gustavo Villamizar,
in memóriam.

Allí, en el mismo lugar,
donde vendía perros calientes,
frente al liceo Alberto Adriani,
una bala de un paramilitar,
lo asesinó.

Tenía 18 años
y una amplia sonrisa
que muchos recordarán
pues, seguramente,
con esa sonrisa,
condimentaba sus perros calientes.

Gustavo Villamizar, no aguardó
la intervención quirúrgica.
La bala la apuntaron a la cabeza,
con la intención de matarlo.

Dos asesinados de bala,
cuenta hoy el Táchira.
Las informaciones hablan de cifras:

“Con las muertes de Eduardo Rodríguez Gil
y Gustavo Villamizar
llega a 10 la cifra fatal
de caídos en protestas en Táchira”.

¡Cuánto ha resistido el Táchira!
¡Cuánta sanguinaria represión!
¡Cuánta saña contra un pueblo
que resiste en pie!

El Táchira lleva años
de escasez, de sufrimiento,
de represión, de hostigamiento,
militares, guerrilleros, paramilitares,
¡Cuánta violencia!

Diez familias del Táchira
lloran a sus caídos en resistencia,
de estos tres sanguinarios meses
de…

Ver la entrada original 41 palabras más

Mataron al “Loco Eduardo”

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Eduardo Rodríguez Gil,
in memóriam.

La dictadura es más letal que un cáncer
la bala de la represión es más eficaz
que una enfermedad
y más rápida.

En el Junco, Táchira,
asesinaron al “Loco Eduardo”,
tenía 53 años y protestaba
manifestaba contra la Constituyente.

Eduardo Rodríguez Gil
era teniente coronel retirado
de las Fuerzas Armadas Nacionales
como ironía del destino,
una bala de esas FAN
le segó la vida
por disentir, por oponerse,
Por pensar diferente.

El componente del plan República
abrió fuego en el Junco
contra los manifestantes,
Hirieron a varios,
“El loco Eduardo”, entre esos
murió al día siguiente.

Había superado un cáncer
la enfermedad no pudo
contra su espíritu alegre,
pero la bala del régimen,
logró lo que no pudo el cáncer.

Un año tenía
de haber pasado a retiro,
quienes lo conocieron,
decían que era alegre,
“El alma de las fiestas”.

Pero, se oponía,
disentía…

Ver la entrada original 44 palabras más

Otra maldita bala

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Rafael Canache,
in memóriam.

Un disparo en el pecho
una bala apuntada a matar,
otra maldita bala del régimen
y otro hijo que cae
asesinado.

28 años tenía Rafael Canache,
y protestaba en Jabillote,
en Píritu, contra la Constituyente, cuando una bala maldita
le abrió el pecho.

Bala de Guardia Nacional
que apagó la vida de Rafael en Barcelona.

Canache es la tercera víctima
que muere en Anzoategui, desde abril,
cuando Venezuela se alzó
en una larga protesta
que la dictadura
pretende ahogar en sangre.

En mayo, César Pereira de 20 años,
murió también asesinado
por una bala.
Y en junio, mataron a Isael Macadán
de 18 años.

Seguimos contando muertos
en el no-país
y lo peor es esta certeza
qué recorre la piel
de que seguiremos
con el goteo luctuoso.

De muchas zonas
llegan los reportes
de detonaciones y disparos,
de Guardias Nacionales y policías
que atacan…

Ver la entrada original 59 palabras más

Cada bala nos mata a todos un poco

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A José Miguel Pestano
y Anthony Torrealba,
in memóriam.

“Trauma torácico por arma de fuego”
Es decir, fue asesinado
por un disparo en el tórax.
Una bala
apuntada al pecho.

Cabudare apagó sus tamunangues.
En las protestas de La Mata
mataron a José Miguel Pestano,
una bala de la dictadura
atravesó su joven pecho
de veintitrés años.

José Miguel, vivía en Palavecino,
pero Lara, hoy,
no llora sólo a Pestano.

El luto se extiende,
el cielo de arreboles
se torna blanco y negro.

En el hospital, muere
Anthony Torrealba,
quién desde el 22 de julio
batallaba por la vida.

Treinta y un años tenía
y estuvo desaparecido varios días.
Cuando lo hallaron,
en un vertedero de la ciudad,
tenía destrozado el cráneo:

“El joven fue brutalmente golpeado, presentó fractura de cráneo severa”
por efectivos de la Guardia Nacional,
rezá la información.

Los fríos números hablan
de 19 víctimas fatales en…

Ver la entrada original 100 palabras más

“Como si fuese un perro”

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Leonardo González,
in memóriam

En medio de la rabia,
la impotencia y el dolor,
algunos dicen:
“Lo mataron como a un perro”.

Y yo pienso en mis mascotas
a las que hemos dormido
en su dolorosa etapa final
para que no sufran.

No. A los perros
los tratamos con compasión.

Once tiros contra una persona
es masacre, es saña, es crueldad.

A Leonardo González,
de 49 años,
en Naguanagua, Carabobo,
le dispararon once veces.
Lo masacraron.

Balas de policías,
Balas de represión,
Balas de dictadura..

¡Once tiros!
es vil asesinato de un hombre,
de un líder de la resistencia.

Once tiros es tirar a matar
sin dejar posibilidad de sobrevivir.
Es tirar a matar al enemigo,
a quien se ve como una alimaña,
como una plaga
a la que hay que exterminar.

“Leonardo González en vida
era reconocido por los vecinos
como un colaborador de la Resistencia
en Naguanagua…

Ver la entrada original 73 palabras más

En El Paraíso mataron a un niño

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Gilinber Terán
in memóriam.

La luz brillante del atardecer
hizo un violento fundido a negro.

Los colibrís detuvieron sus alas
los loros callaron su graznido.

Una triste canción de cuna
una nana con notas de música sacra
me llegó como un lamento
Era un fúnebre eco.

En El Paraíso, mataron a un niño
un disparo en la cabeza
una bala
le perforó el cráneo
De dieciséis años.

Un adolescente en edad de liceo.
Iba para cuarto año.
Dieciséis años y su corazón dejó de latir
cuando el proyectil en vuelo horizontal
le impactó la cabeza.

No. Gilinber Terán,
no es otra víctima más.
No es un muerto más.
No es un número más de un centenar
de esta cruenta guerra.

Gilinber es el futuro
asesinado por la dictadura.
Es el porvenir truncado
por la saña de la represión.

Gilinber es el hijo de alguien
es el hermano, el primo

Ver la entrada original 113 palabras más

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: