El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivo para la etiqueta “Estados Unidos”

Devuelvan a la cómoda los hilos dentales

image
Yo sé que hay muchas y muchos que cuando Obama dijo que declaraba a Venezuela como un peligro para Estados Unidos, corrieron a la gaveta de la cómoda a sacar los hilos dentales, las panteleticas y los calzoncillos de salir porque ya se veían empotrados contra la pared por un Marine de más de un metro noventa de estatura, con los ojos rubios del color del Mar Caribe y sonrisa Crest, de esa que ya hace tiempo no se ve por estas tierras del socialismo del SXXI.

Otros empezaron a dar alaridos histéricos porque ya sentían el zumbido de los misiles tierra aire sobre sus cabezas. Veían el hongo de la explosión de una bomba atómica en el horizonte.  Se imaginaban al negrito Obama mandando a ponerle 3en1 a las plataformas de los misiles que desde los tiempos de la Guerra Fría apuntaban hacia Rusia para moverlos unos grados a la derecha y enfilarlos a las costas venezolanas.

¡Terror!

No se les ocurrió pensar que esa declaración de “peligro inusual y extraordinario” -extraordinario tomado literalmente como fuera de lo ordinario, fuera de lo común; no como inmenso como lo pintan algunos traductores-, no es más que un requisito previo, un trámite burocrático, para poder proceder legalmente a sancionar a quienes sancionó, quitarles las visas y, si tienen cuentas en el imperio, poder congelárselas.

Acostumbrados como estamos a que en esta república bananera del norte del sur, se saltan la legalidad a la torera y con la Constitución hacen papel tualé,  pensamos que Obama podría hacer lo mismo. Quitar visas a lo arrecho y congelar cuentas.

Pues, no. Por muy guapo y guapachoso que sea el negrito, por mucha sinicutancia que tenga. Allá en el imperio hay una pautas legales que tiene que seguir. Unos requisitos constitucionales que cumplir. Y de eso se trató. El decreto se enfila contra quienes “violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública…”.

Para poner un ejemplo doméstico.  Es como si un odontólogo le dice al paciente que use una pasta dental equis pero que para que la pasta dental funcione debe primero comprar un buen cepillo de dientes. Sí no, la pasta dental no.surtirá efecto.

El paciente va a comprar el cepillo como le indicaron y alguien que lo observa dice:  ‘¡Qué peligro! Si le saca punta a ese cepillo puede hace un chuzo y sacarle un ojo a.alguien o atravesarle el corazón. Eso lo hizo un asesino en 1967″ .

Pues sí. Podría. Pero por lo pronto, sólo lo compra para cepillarse los dientes porque es el requisito para poder usar bien la pasta dental.

Por ahora, la declaración de peligro es sólo para hacer lo que hizo. Proceder contra funcionarios venezolanos corruptos y violadores de Derechos Humanos. Esos son los que tienen que estar asustados. Quienes tienen dinero de corrupción y narcotráfico en Estados Unidos. Quienes matan estudiantes y apresan sin debido proceso a la disidencia.

Esa declaración no es para invadir mañana a Venezuela y llevarse a Nicolás como a Noriega. O para hacer lo que hicieron en los años tales con tal país. Como quieren algunos hacernos creer.

¿Que esa acción de Obama beneficia a Nicolás?

Si Obama no lo hubiese hecho, el régimen se lo habría inventado -como de hecho lo venía haciendo-, porque saben que apelando al nacionalismo, al patriotismo ramplón, al chovinismo de librito, es la única vía que tienen para tratar de mantener ese menos de 20 por ciento de simpatía en el electorado que aún les queda.

Así que bájenle dos a las histeria de la guerra y las bombas y los misiles. Quítense esos hilos dentales antes de que se les manchen y agarren mal olor. Devuelvan los interiores y las pantaleticas de salir a la gaveta del chifonier. Siéntense en el bidet y échense agüita fría para que se les pase el sofoco, que, por ahora, no vendrá ningún Marine con cuerpo de escaparate de dos puertas y sonrisa Crest a empotrar a nadie.

Las sonrisas que seguiremos viendo a diario son las tristes y resignadas sonrisas Colgate tailandesa en las colas para comprar comida. No tendremos que apuntar fusiles -por muchas prácticas que se ponga Nicolás a hacer-. Lo que sí tendremos que apuntar será nuestro dedo en las captahuellas que ya se extienden por todo el país para que nos vendan lo básico. Lo que llegue. Lo que haya.

Para quienes quieran ir a la fuente original, este es el párrafo original en inglés y al picar en él acceden a todo el texto.:
I, BARACK OBAMA, President of the United States of America, find that the situation in Venezuela, including the Government of Venezuela’s erosion of human rights guarantees, persecution of political opponents, curtailment of press freedoms, use of violence and human rights violations and abuses in response to antigovernment protests, and arbitrary arrest and detention of antigovernment protestors, as well as the exacerbating presence of significant public corruption, constitutes an unusual andextraordinary threat to the national security and foreign policy of the United States, and I hereby declare a national emergency to deal with that threat.

Golcar Rojas

Anuncios

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: