El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Hoy muero un poco más

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar


Mi corazón está entorchado
los sentimientos de entreveran
Se retuercen unos con otros

El lago es un océano
y me separa del hogar
donde en realidad estoy
donde nunca he dejado de estar.

Después de tantos días
días que se miden en lágrimas
en dolor.
En horas de sufrimiento
y angustia,
llegó “El Catire”, Enmanuel
a La Parroquia.

A la casa de mamá
a la plaza de los sueños
a la infancia en libertad

Y yo no estoy.
Pero tampoco puedo dejar de estar
Todo el día. Toda la noche
he estado allí.

Y Queme, mi hermano faro,
que está, pero tampoco está,
cumple 70 años.

Y mi corazón en horas
se me hizo anciano.
La tristeza se me hizo canas.
Las lágrimas se hacen granos de sal.

Arde.
Arden los ojos.
Arde el estómago.
Arde el corazón

Hoy, muero un poco más.

Golcar Rojas, Junio, 2017.
#sosvenezuela
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio

Ver la entrada original

Hoy el luto es mío

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar


A mi sobrino, Enmanuel,
“El Catire”
A Neomar Lander
In memoriam

Hoy el luto es personal.
El no-país derramó sangre de mi sangre
La tragedia es íntima.
Es propia.
Es mía.

Las densas nubes grises
Sobre el lago eran presagio
La confirmación estaba por llegar.

La eterna noche de la patria
se posó en los ojos del Catire.
A Enmanuel me lo mataron
en las protestas de Altamira.

La noticia del régimen
En la ensangrentada pluma de Villegas
habla de que “Hombre murió x heridas
pico de botella.
Se presume era guarimbero
apodado El gringo.

Otros dicen que era un héroe
de la resistencia
“OTRA TRAGEDIA MÁS:
Miembro de la #Resistencia es asesinado por múltiples puñaladas en el cuello. Jesús Rojas. #4jun”

Para mí, es mi Catire
Mi sobrino Enmanuel
es mi corazón que sangró
con las puñaladas en Altamira
son mis lágrimas que caen en Maracaibo
como lluvia de…

Ver la entrada original 140 palabras más

Muertos de un no-país

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Orlando Figuera,
in memoriam

A Orlando Figuera lo mató el odio
A Orlando Figuera lo mató la impunidad
A Orlando Figuera lo mató la desidia
A Orlando Figuera lo mató el no-país

Veintidós años tenía Orlando
en tierras de odios
sembrado por dieciocho años

A Orlando lo apuñalaron
y prendieron fuego
Como antorcha humana
lo vimos correr entre la turba
No era Orlando, era el enemigo.

Dieciocho años deshumanizando
convirtiendo al adversario en enemigo
en animal que hay que eliminar
hacen germinar el odio sembrado.

“¡Los vamos a borrar!”
“¡Los vamos a desaparecer!”
““Al enemigo ni agua!”
“¡Vende patria, escuálidos,
disociados, no volverán!”

Cosas peores
día y noche
Día a día
en cadenas, en prensa,
en tarimas, en templetes,
en salones, en servicios religiosos.

Y el otro dejó de ser hermano,
dejó de ser compatriota
dejó de ser paisano.
Aquí, ya no somos primos.

El otro es el enemigo.

Ver la entrada original 217 palabras más

Si no te mata la bala, te mata la miseria

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Luis Gutiérrez,
in memoriam

Dos semanas de agonía
tuvo Luis Gutiérrez en Tovar.

Quince días aferrándose
a la vida que se le escapaba
de su joven cuerpo, roto
por una herida de bala.

Luchó dos semanas
por vivir
con todas las fuerzas
y las ganas de vivir
de los veinte años.

Pero en este no-país
en esta tierra donde patria
se conjuga con sangre
y muerte.
Si no te mata la bala
te mata la miseria.

“Ayuda
Luis Gutiérrez necesita:
Cefotaxime, Metronidazol,
Omeprazol, Diclofenaco,
Metoclopramida, Loperamida,
Enoxaparina”
Eso pedía por las redes.

Nada de alta tecnología
nada que en cualquier país,
medianamente decente,
no se encuentre en cualquier farmacia
de cualquier esquina
de cualquier calle
de cualquier pueblo.

También pedían para nutrirlo:
“Dextrosa, aminoácidos,
Sulfato de magnesio, Benutrex,
Trazel”.

Se necesitaba en realidad
solamente un país
para salvarlo.

La muerte lo alcanzó
dos semanas después
de que la bala…

Ver la entrada original 68 palabras más

Disparan a matar

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A María Estefanía Rodríguez
in memoriam

Un disparo en el pecho
enlutó el cielo larense
los arreboles se hicieron sangre:
el pecho de cuarenta y seis años
de María Estefanía Rodríguez
lo destrozó una bala.

Tres venezolanos huérfanos
por una bala disparada
al corazón.
Una madre que tuvo
la mala suerte de pasar
en el momento preciso
en que un desalmado
detonaba su arma
con intención de matar.

Disparan horizontalmente,
no al aire, no a la tierra.
Tiran a matar.
No se trata de asustar,
de intimidar, de disuadir
disparan a matar.

Y una madre pasa
tal vez yendo
o viniendo del trabajo
o buscando comida
para sus tres hijos.

Una madre venezolana
que cae muerta por una bala
que tal vez no era para ella.
Posiblemente era para el hijo
de alguna otra madre.

Pero María Estefanía la recibió
en su pecho de madre
de tres
que hoy quedan…

Ver la entrada original 62 palabras más

Interview

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

¿Y si te tumban el nido, paraulata?
¡Lo vuelvo a levantar!
Con más amor.

¿Y si te roban el nido, paraulata?
¡Lo hago una vez más!
Con el mismo amor y más dedicación.

¿Y si te cortan la rama
donde construyes tu nido, paraulata?
Entonces, me cambio de rama
y construyó un nido
como nunca has visto.

¿Y si te podan el árbol, paraulata?
Me mudo a otro
más frondoso y más fresco
para construir mi nido.

¿Y si al nuevo árbol, paraulata,
lo arrancan de raíz,
y le prenden fuego.
Y no hay más árboles?
Entones, canto y aleteo.
Un canto triste
de pájaro sin nido.
Un vuelo lento,
de ave sin destino.
Canto. Vuelo. Aleteo.

¿Y si te cortan más alas,
paraulata, y te prohíben el canto?

Entonces, corro y grito.
Entonces, sé que muero.

Ver la entrada original

El mar de Lecherías tiñe de sangre

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar


A César Pereira,
un memoriam

Metras, había en su abdomen.
El asesino utilizó canicas
para matar a César Pereira
Tal vez, no llevaba en ese momento
su escudo tricolor para protegerse.

Las metras. Las canicas incrustadas
en su abdomen de veintiún años
no dejan rastro del arma asesina,
pero a su homicida lo vieron muchos.

El mar de Lecherías tiñe de sangre
Anzoátegui aporta su cuota de luto
y dolor a la lucha libertaria
de un país sometido a dictadura vampírica.
Un régimen con insaciable sed
de sangre joven.

Un homenaje lleno de llanto e ira
hicieron los compañeros de César
en el lugar donde cayó herido.

Allí llegó un esbirro,
a marcar posibles víctimas,
porque la dictadura se ceba en el dolor.
Infiltra sus esbirros en los homenajes
a las víctimas asesinadas,
hacen fotos y se burlan del luto.

Veintiún años tenía César,
pocos años deben haber pasado,
desde…

Ver la entrada original 78 palabras más

Textículos del revolucionario 21

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

img_20170218_014356.png

“Ahora sí es verdad que estos disociados de la ultraderecha nos vieron la cara de pendejos, camarada. Ellos son todos unos angelitos y nunca están haciendo nada. Salen a incendiar el país y a quitarnos la paz, pero cuando los matan, no estaban haciendo nada. Uno iba a comprar Harina PAN, el otro pañales, el coñito wayüu, no era que iba a saquear, sino que estaba haciendo turismo de aventura y al otro le llenaron el cuerpo de perdigones cuando iba a comprar comida. Después salen a culpar de todo al réeeeegimennnn del presidente obrero que lo único que busca en verdad es la paz, el respeto, la estabilidad y la tolerancia. Claro, se ponen a generar zozobra y pasa lo que pasa, una camarada, estresada, angustiada, nerviosa con tantas guarimbas violentas, en un ataque de nervios e ira se lleva por delante a un muchacho que, por supuesto, según…

Ver la entrada original 1.181 palabras más

No hay descanso para la tristeza

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar


A Manuel Sosa,
in memoriam
.

Pensé, ya cuando el día rozaba su fin
que después de tantos días enlutados
Por fin, pasaríamos la noche
sin escuchar que la parca
se llevará a un joven.

Desmintieron el rumor
de la muerte por infarto
de la madre de Augusto Pugas,
Y me alegré.
La vida se impone,
pensé y di gracias

Pero la muerte en dictadura
nunca está satisfecha.
Antes de que el reloj
marcase las doce campanadas
la noticia llegó
como un chorro de sangre
escupido a la cara.

Manuel Sosa no aguantó.
Luchó con toda la fuerza
de sus treinta y tres años
por sobrevivir
a esa “Bala que entró por la yugular
y salió por el omóplato”.
Pero no lo logró.

Seguramente, en su agonía
pensaba que debía vivir,
por ese hijo de tres años
al que una bala,
no se sabe si de guardia
o de colectivos

Ver la entrada original 81 palabras más

El tricolor se tornó negro

P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar

A Augusto, a Adrián,
a Socopó.

La muerte se enseñoreó
el Orinoco se pintó de malva
desembocó en el Lago de Maracaibo
luego de aumentar su caudal en Socopó.

Los cuatro puntos cardinales
se volvieron un luto cerrado
un río de sangre
anegó el país.

Sirven balas
metras, bombas lacrimógenas,
trozos de cabillas
cualquier cosa es un proyectil
qué rompe la carne,
ciega la vida.

A Augusto Pugas, en Bolivar
La bala de un policía
le reventó en la cabeza
en la Universidad donde estudiaba enfermería
Su madre sufrió un infarto
al saber de su deceso.

A Adrián Duque, en Maracaibo,
varios disparos lo dejaron sin luz.
En su cuerpo inerte había balas
y se halló una metra.

Adrián acababa de graduarse
en Contaduría y el informe médico
sobre su muerte, rezá:

“impactado por una bala
en el intercostal izquierdo,
médicos también hallaron
trozos de metra
en el abdomen de…

Ver la entrada original 137 palabras más

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: