El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Hasta barato me pareció…

pantene

Al salir del trabajo, después de haber ido a comprar un antialérgico y tener la suerte de conseguir el último que quedaba en existencia, y con las palabras de una señora que entró a la farmacia aún zumbando como un eco en mi cabeza: “¿Tienen jabón de baño o gel de baño?” en un tono de disimulada desesperación, como de quien quiere ocultar la humillación, pasé por un chino que descubrí hace poco para comprar jamón de pavo y queso mozzarella.

Debo confesar que me he negado consuetudinariamente a comprar en esos establecimiento de chinos porque me parecen que todos trabajan al margen de la ley y no pagan ningún tipo de impuestos. Pero la dramática escasez de productos que padecemos y la exorbitante inflación que carcome nuestros ingresos como un óxido al hierro, me han obligado a dar mi brazo a torcer y buscar la manera de rendir los cobres.

Hace pocos día descubrí que el kilo de mozzarella que  en la panadería-charcutería en la que habitualmente compro me cuesta 400 bolívares, en el chino que queda justo frente a la panadería, me sale a 280 y, con lo que compro un kilo de tocineta en el chino, apenas compro 200 gramos a mi charcutero.

15 pasos a la derecha de diferencia y 50 por ciento de ahorro.

En fin, que a eso de las 6 y media de la tarde, paré en el chino. Mientras pasaban mi queso y mi jamón de pavo por la rebanadora, se acercó una chica de unos 16 años, entre apurada y desesperada y dijo:

-¿Tienen champú? Un amigo me dijo que hoy compró aquí champú, ¿de cuál les llegó? ¿Pantene o Head&Shoulders?

-Llegó de los dos pelo ya no hay-. Dijo el chino con su cara de culo habitual. Jamás lo he visto sonreír a pesar de ser un joven como de 22 años. Aunque con los chinos es un albur calcular la edad.

-Te avisalon talde.

-¡Ay! ¿Y Prestobarba? Él me dijo que había conseguido también Prestobarba aquí.

Plestobalba si hay-

-Bueno, deme un paquete. Al menos compro eso que también es oro.

En ese momento, me percaté que de un alambre colgaban unos sobres de champú y acondicionador Pantene. Sobres como para una lavada de cabello. De los que tal vez se precisen dos, si es una larga melena. Sobresitos como de muestra gratis o de los que ponen en los hoteles.

Al verlos, recordé que en algún sitio, hacía poco, había visto guindados de manera similar de un alambre, unas bolsitas clic con unos cuantos gramos de leche en polvo. Más o menos la cantidad requerida para un tetero de un niño. En esa oportunidad, no tuve estómago para preguntar el precio de la leche. Me deprimía pensar en la necesidad que tiene que estar pasando una madre para alimentar a su bebé con una leche vendida en esas condiciones de insalubridad y preferí irme sin saber más.

Pero como hoy estaba de un humor a prueba de malas noticias, me atreví a preguntar:

-¿Cuánto cuesta un sobresito de esos de champú?

Tles bolívales.

Hasta barato me pareció…

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Hasta barato me pareció…

  1. Pues si, hasta barato es, pero siempre que veo esos dichosos sobresitos de champù me de melancolìa ( por no decir arrechera) ver como nos estamos hundiendo cada dìa mas, ya que eso es señal de extrema pobreza y yo me pregunto ¿la gente no se està dando de esto? Señor es signo inequìvoco de que Venezuela y los venezolanos estamos sumamente pobres y que ya no podemos comprarnos un frasco de champù ni siquiera de un cuarto de litro, por supuesto entre otras cosas porque no se consigue y porque cuando se consigue por ahì guillado està tan caro que nos cuesta sacar una fortuna para comprar un piazo e champù, en estos dias leì por facebook en el muro de Golcar que una de sus amigas (no recuerdo ahorita cual era) comentaba que los asiàticos dicen que nosotros (los venezolanos) olemos a leche, pero con mucha tristeza dentro de poco ya no vamos a oler a leche sino a pecuso (pecueca, culo y sobaco) y de paso hasta pojos nos iràn a caer, porque con esta escacez de artìculos para la limpieza personal el sacrificio que tenemos que hacer para mantenernos limpios, es de titanes

    Me gusta

  2. Complicado… Entiendo que este tipo de limitaciones resultan arduas de sobrellevar. En Argentina hay restricciones sobre todo a las importaciones. Y puede molestarnos.
    Un abrazo, Aquileana 😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: