El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Alegoría citadina

IMG-20130829-12476

A veces, cuando uno anda desprevenido por la calle, pensando en la cuadratura del círculo y la inmortalidad del cangrejo, como decía reiteradamente un viejo profesor de mi escuela de Comunicación Social, en la ULA, Táchira, algunas cosas lo sacan violentamente del ensimismamiento y se le presentan como una especie de alegoría, como un signo que se manifiesta para darnos luces sobre una verdad.

IMG-20130829-12475Así me pasó hace pocos días cuando distraído por una calle de Maracaibo, algo hizo que despegara los ojos de la pequeña pantalla del teléfono para tropezarme con ese muñón tricolor que se yergue en alguna esquina de la ciudad.

El mutilado tronco de árbol, cuyo grosor es testimonio de que la planta vivió mejores tiempos y de que en alguna época más afortunada brindó su frondosa sombra a quien se quisiera proteger del sol, parece representar con fidelidad lo que ha pasado con Venezuela en los últimos 15 años.

Como al viejo árbol, al rico país le amputaron sus riquezas tanto materiales como morales dejando apenas un tocón en apariencia inservible. Y así como pasa en el país, el tronco parece invocar a los santos benefactores, a la querida Virgen de La Chinita y a San Benito como implorando auxilio para recuperar el esplendor esquilmado por unos insensibles malhechores.

Pero, en la base, parecen aún abrirse paso ante la fatalidad, unas fuertes raíces que Capture10_17_8amenazan con hacer cimbrar el concreto que las cubre hasta reventarlo en pedazos.

Tal vez, esas sean las raíces de la Patria que aún sobreviven al infortunio de unos malhadados años.

Quiero pensar que, en mi alegoría citadina, los duendes están augurando un renacer. Que a pesar de que los malvivientes han logrado con sus garras y codicia arrancarnos los frutos y la protección de la Patria, aún no han podido con la raíz que sigue pujando para rebelarse.

Amén.

Anuncios

Navegación en la entrada única

14 pensamientos en “Alegoría citadina

  1. Muy hermosas tus palabras y no dudemos las raíces son demasiado fuertes y buenas y a las primeras gotas de agua fresca y pura le saldrán los pequeños brotes verdes que anuncian que esta mas viva que nunca.

    Me gusta

  2. Hola Golcar; lo conozco bien. Está donde lo dejamos para que fuera un dolmen a la esperanza. Está muy cerca de nuestro rastro. te cuento que cada vez que paso, cada día que me topo con él, hago una oración sin cerrar los ojos para seguir viendo el camino. Ese sitio para mi está lleno de anécdotas personales. Entonces y en cada época ese árbol pudo contarlas por que formó parte de mi paisaje y de las situaciones que a su alrededor pasé. Algunas cómicas, casi todas y otras llenas de ese halo que hoy convertido en dolmen, me trae memorias. Vi la gráfica y sentí como si tuviese un momento especial, algo así como un deja vu. Supongo que las imágenes de la Santísima y Sanbe son una parte de tu propuesta. Gracias amigo mío por colocarlo como un protagonista de historias.

    Me gusta

  3. Katyana en dijo:

    Ay Gochito que belleza!! Haces que la esperanza sonría…

    Me gusta

  4. labea en dijo:

    Hermoso y patético a la vez. Tierna imagen de la sencillez de nuestro pueblo. Nos recuerda que no hay que perder las esperanzas, aunque no creo que ellos pensaran conscientemente en ese mensaje, pero así es el arte popular, sencillo y sabio. Un beso.

    Me gusta

  5. Otilia Docaos en dijo:

    Creo que parte de la solución está en esta propuesta de Yedith Gutiérrez, joven médico que realiza su posgrado en USA y es hija de un excelente amigo de mi adolescencia.

    “En venezuela hace falta estimular y organizar las redes de voluntariados. Una cosa que he notado acá es que hay organizaciones, centros, e instituciones completas cuyos miembros son 100% voluntarios. La gente asume la responsabilidad que le corresponde con toda la seriedad que el trabajo o cualquier otro ámbito de sus vidas demandan, no llegan tarde, no requieren pago, son reconocidos publica o privadamente, de la forma que ellos prefieran pero la sociedad entera enaltece el valor del trabajo voluntario y el enorme beneficio que genera a la comunidad.

    Un gran porcentaje de las personas acá en Estados Unidos hace trabajo de voluntariado algún centro. Sea de protección a los niños, a los animales, por la lucha contra el cáncer, en hospitales, etc.. casi todo el mundo siente la necesidad de retribuir a la sociedad algo más que su trabajo. Algunos pocos es cierto, lo harán por tener una experiencia adicional que reflejar en el currículo, pero la mayoría, lo hará sin esperar nada a cambio más que la satisfacción del deber cumplido, y esa felicidad única que se experimenta al ayudar a otro.

    Es que en Venezuela no tenemos ese altruismo?
    En mi experiencia con organizaciones sociales y voluntariados en Venezuela, me di cuenta que si lo hay, pero nos falta, como en muchos otros ámbitos, organización. Sin embargo creo que cuando se organiza a las personas es posible hacer cosas increíbles, y llevar a cabo excelentes proyectos (tal como fue con el ejemplo de Acción Positiva), las razones pueden ser muchas, está demostrado que las personas que realizan un trabajo voluntariamente sin esperar recompensa o remuneración lo harán con una mayor convicción y pondrán aun mayor esfuerzo en hacerlo bien”

    Me gusta

    • Creo que a esa organización de la gente es a la que más le teme el régimen, Otilia. Por eso nos mantienen atados a una cola eterna para conseguir los alimentos básicos, para hacer cualquier trámite. Se valen de la Pirámide de Maslow para someternos y que no tengamos tiempo para pensar en objetivos más elevados. La supervivencia diaria cada vez nos deja menos tiempo y energía para objetivos altruistas o intelectuales.

      Me gusta

      • Yvonne Mattos en dijo:

        Totalmente de acuerdo con Golcar, lo digo por experiencia propia, la vida en Venezuela hoy en día se reduce a un esforzado acto de supervivencia, se que en otros países la vida en estos tiempos también se ha vuelto complicada pero es que el problema, Otilia, no reside solamente en la falta de organización (que también lo es), es la desesperanza, el desaliento, el cansancio sin fruto lo que tiene paralizada a esta sociedad…

        Me gusta

  6. Otilia Docaos en dijo:

    Que así sea

    Me gusta

  7. Hola Golcar, muy buena tu alegoría. Muy real. Horas antes de leer tu blog, me puse a analizar sola, aquí en mis cuatro paredes sin ruido sobre las candidaturas presentes en Merida y Maracaibo para las alcaldías; específicamente porque son las ciudades que mas conozco y en las que he vivido, y pensaba que realmente no hay una que se salve. Y ni para que hablar de los dinosaurios que aun mantienen sus espacios políticos sin permitir el progreso. Y me preguntaba que están haciendo las Universidades nacionales como casas del saber y donde se forman los individuos integrales? Por que tenemos que estar machacando diariamente sobre nuestras necesidades, sobre nuestros males, sobre lo que se debe hacer, pero que no se hace?
    El estar tanto tiempo lejos no me ha desconectado de mi país, pues a pesar que no estoy allí lo considero como mi realidad,…..y al leer casi a diario tus comentarios y lo que le sucede a los míos, pues pienso que si,…..que tu estas acertado en tus presentimientos, que tu tienes la razón, y que ojala ese renacer venga pronto, porque también creo que no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista.

    Me gusta

  8. Bibiana Balestrini de Osorio en dijo:

    Hoy escuchaba en la mañana en el programa de Cesar Miguel Rondón al Dr. Villasmil (que fue quien envió el Tamiflu cuando lo necesitamos) hablando de la crisi politicosanitaria del pais y escuché una de esas raices que demuestran que si hay un camino, que tenemos venezolanos formados, futuristas y gerentes que nos van a garantizar la Venezuela por la que luchamos a diario! No hay un duende, somos millones en trabajo de hormiga, en elgùn momento estalla la acera y se ven los frutos, amen!

    Me gusta

  9. Lala de Balestrini en dijo:

    Golcar no sabe la emociòn que me causô este post se me erizó todo el cuerpo porque son sintomas de que usted està mas optimista con laa situaciòn del Païs y eso me encanta, me emocioné tanto que por primera vez estoy haciendo mi comentario desde el celular (asi que por favor, disculpenme los errores que consigan por ahí, jajjajaja)) asi es como. Yo presiento a los venezolanos luchando desde lo profundo para que cuando esa lucha florezca sea verdadera y nos dure para siempren, y que VIVA VENEZUELA y PA LANTE ES PALLÃ

    Me gusta

  10. Moreida de Delgado en dijo:

    Muy bella alegoría, se me pararon los pelos, y no dejo de pensar que es verdad, las raíces están ahí prontas a renacer al menor riego que les caigas igual que nuestras esperanzas de que el país renazca

    Me gusta

  11. Zoleiva Rojas de Santos en dijo:

    Bellísimo Golcar, el simil te quedó redondo para redactar una alegoría que llena de esperanza y conmueve hasta llorar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: