El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

¿Cuánta patria puede aguantar un corazón?

Foto tomada de la web

Foto tomada de la web

Esta vez no lloré de tristeza. Lloré de rabia. Lloré de indignación. Llanto de patria mortalmente herida, de gentilicio aborrecido. Lloré de arrechera.

Tengo dos días recorriendo y llamando a todas las farmacias buscando el medicamento Manidón, una pastilla que un amigo de 80 años, con marcapaso y con extracción de un riñón, debe tomar diariamente y que ya tiene una semana sin tomarlo porque no lo consigue.

En mi peregrinar de farmacia en farmacia, decidí salir a buscarlo y, de paso, comprar el Omega que yo mismo debo tomar para controlar mis elevados índices de triglicéridos y colesterol y evitar un colapso.

Como salí a pie, dejé en mi tienda el bolso para evitar tentar la suerte por la calle con la atemorizante inseguridad que nos azota. Al llegar a la tienda naturista donde generalmente compro el Omega, la amiga chavista, dueña del negocio, me da la ya habitual y cotidiana respuesta del “no hay”.

-Hago los pedidos y me llega menos de la mitad de lo que pido –dice-. Y cada vez más caros.

-¡Seguí votando por estos desgraciados!

-Ay, sí. Porque vos no votaste.

-Por ellos jamás. Siempre voto pero por la oposición.

-Igual estás pasando por lo mismo que yo.

-Claro, por los que como tú, siguen votando por ellos a pesar de sufrir las consecuencias.

Salgo de allí un poco cabreado. Camino hasta la farmacia. Tres que tengo en la vía. En ninguna consigo el Manidón. Cuando salgo de la tercera veo que pasa frente a mí una señora con bolsas del supermercado Latino. Institntivamente, le escaneo los paquetes. ¡Lleva Harina PAN!

Miro hacia la acera y veo una larga fila de gente a pleno sol, 36 grados centígrados de temperatura con sensación térmica como de 42. Me asomo y veo poca gente dentro del establecimiento. La hilera en la acera la conforma la gente que va solo a comprar la harina. Es decir, “bachaqueros”, o pobres que no tienen para pagar una compra de 300 bolívares.  Quienes van a adquirir otros productos o van a comprar la harina pero en compras de más de 300 bolívares pueden pasar sin esperar.

Me asomo y veo que dentro del establecimiento hay poca gente. Contraviniendo mi propia norma de no pisar los supermercados Latinos porque siempre maltratan a los clientes, cedo ante la tentación de poder hacerme con cuatro paquetes de Harina Pan que ya se me ha acabado en casa, y entro.

Recorro los pasillos metiendo en el carro de la compra un montón de productos que no necesito pero que siempre hacen falta en casa o están por terminarse. Todo con el objetivo de cubrir los 300 bolívares que me darán el derecho a poder comprar la harina sin el castigo de esperar a pleno sol 3 horas en una cola.

Como hace más de 3 meses no compro leche, aprovecho y meto un paquete de leche “crecimiento” para probarla, una leche para niños de uno a tres años, que es la que se consigue. Si me gusta, la seguiré comprando en vista de la escasez tan tenaz que estamos viviendo.

La cola de la caja es razonablemente corta. No obstante, sin razón aparente, no avanza con la rapidez que debería. En un rincón, una señora de unos 30 años grita a todo pulmón a un empleado que le dice “¡Pues tú no vas a entrar porque no me da la gana!”. Todos pensamos que se trata de una “bachaquera”.

A los 20 minutos, una empleada se acerca, acompañada con un policía, a la cola donde me encuentro.  Señalando a una chica que se está detrás de mí, le dice:

-¡Chica, ven acá!

Cuando la joven se acerca, la mujer y el policía le dicen que les muestre el celular.

-¿Por qué? –le pregunta la chica con toda la altanería que puede exhibir una niña de 16 años.

-Porque tú tomaste una foto de la cola y eso está prohibido y la tienes que borrar.

Por supuesto, se me volaron los tapones. Le grité a la mujer, al policía y a dos empleados más que se acercaron que dónde decía que estaba prohibido hacer fotografías. Discutimos un buen rato  hasta que dejaron en paz a la chica quien, afortunadamente, no dio su brazo a torcer y no borró la imagen.

-Esta se la voy a pasar a @HCapriles-. Me dijo con un contoneo retador que me subyugó.

Pasado el impasse, seguimos en nuestra cola conversando como es habitual del país que nos ha obligado a vivir un puñado de resentidos, corruptos y malvivientes que se apoderaron de Venezuela desde hace 15 años. De cómo, cuando los venezolanos íbamos a comprar a Colombia porque todo era más barato allá, jamás escuchamos que en ese país escaseará la comida y, mucho menos, que la racionaran. Al contrario, Colombia aprovechó la situación y producía lo que necesitaban allá y lo que comprábamos los venezolanos. ¡Producían! Cosa que no se puede hacer en Venezuela porque el Socialismo del Siglo XXI acabó con las industrias…

Una amiga que está delante de mí, me pide el favor de que le saque unas pechugas de pollo que no le permitieron comprar porque “excede el límite de compra diaria de pollo”.

Por fin, llega mi turno de chequear en caja mi compra. Subo todo en la correa y la cajera me pide la cédula de identidad laminada. “¡Coño de la madre!” Se me olvidó que no llevaba bolso y que en este país, incluso para pagar en efectivo, si uno va a comprar productos regulados como la Harina PAN, debe presentar el documento de identidad, que se quedó en el bolso con la billetera cuando decidí no tentar a los choros caminando con un bolso terciado por la calle.

-Si no tiene cédula laminada, no puede llevar la harina. Le puedo chequear lo demás pero tiene que dejar la harina-. Dice la cajera.

El señor que está detrás de mí en la cola, amablemente pone su cédula para que yo pueda hacer mi compra. Más de 500 bolívares es el monto de lo que llevo. Cuando el señor va a pagar lo suyo, la cajera le dice que su cédula está bloqueada para la Harina Pan porque ya la pasó con mi compra. El señor saca la cédula de su esposa y le dicen que tiene que estar presente el titular.

-¡Pero yo soy de Encontrados y mi esposa está allá!

-Si no está el titular presente no puede llevar la harina.

La chica del impasse con la foto, hija del señor, saca su carnet de la universidad para que chequeen la compra a su nombre.

-Tiene que ser la cédula laminada y tiene que ser mayor de edad para poder comprar la harina. Además, en esta compra no hay 300 bolívares-. Dice la cajera.

Mi corazón se acelera. Golpea con tanta fuerza que siento que se me va a salir del pecho. Siento que las sienes me van a estallar. Las manos me tiemblan. Estoy hecho un energúmeno. No queda una sola grosería de mi repertorio sin que se la estampe en la cara a la cajera y al montón de empleados que se han acercado para corroborar que las cosas son como las expone la dependiente.

Quiero matar a alguien. Agradezco a Dios que le tengo pavor a las armas porque, si llego a tener una, no queda uno solo vivo. Maldigo a Chávez, maldigo a Nicolás, maldigo a los chinos dueños de la cadena de supermercados quienes entrenan a sus empleados para que funcionen como  policías represores, como sapos cubanos, y no como trabajadores que ofrecen un servicio y se deben al público. Maldigo la mala hora en que incumplí mi promesa de no pisar nunca más un Latino en mi vida.

Camino enajenado y tembloroso, con las bolsas en la mano, las cuatro cuadras hasta mi tienda. Allí lloro mi rabia. Desahogo con llanto mi frustración. Lloro con arrechera, como hacía tiempo no lloraba. Pienso en cuántos días puede aguantar el corazón del viejo de 80 años sin su Manidón y en cuántas arrecheras como esa podría aguantar el mío sin explotar. ¿Cuánta patria puede aguantar un corazón sin que se parta en mil pedazos?

Cuando por fin puedo sosegarme y contarle a Cristian lo que ha pasado. Mi socio me dice:

-Vino tu amiga la defensora pública. La que te contó las cosas de la cárcel. Me dijo que te dijera que hoy, a una jueza, le pusieron un revólver en la sien.

Anuncios

Navegación en la entrada única

35 pensamientos en “¿Cuánta patria puede aguantar un corazón?

  1. Palabra en dijo:

    !!Que arrecheron y que impotencia tan grande!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ¿Cuánta patria puede aguantar un corazón? | Te Va Agarrar el Computador.

  3. J3enny Lozano en dijo:

    Que indignación tan grande….que impotencia y que tristeza…….parece un delito querer comprar los artículos básicos para el hogar……hasta donde iremos llegar……
    La falta de remedios es terrible …….pero puedo ayudarle surtiéndole n excelente Omega 3…etoy en Caracas pero puedo enviárselo a cualquier lugar del país…….mi correo jennylozano66@gmail.com….

    Mantener la calma….no vale la pena que nos de un infarto ante este atropello…..

    Me gusta

  4. Pingback: ¿Cuánta patria puede aguantar un corazón?, por @Golcar1 | Venezuela Libre blog

  5. Zoleiva Rojas de Santos en dijo:

    Hasta hoy lo leí, pero me quedo sin palabras, porque aqui en San Cristóbal no nos quedamos atrás, es impresionante ir a los supermercados en horas de la mañana, entre 7 y 8 sacan del depósito los productos regulados o mejor dich0 racionados y la gente se aglomera horriblemente para agarrar de la piñata y luego con cédula en mano hacer las colas interminables para pagar.
    Recuerden decir: “RACIONADOS” que esta palabra asusta a la gente porque hace referencia al régimen castrocomunista cubano.

    Me gusta

  6. Bibiana Balestrini de Osorio en dijo:

    Mi rabia y resentimiento han llegado a muy altos niveles de intolerancia, mi enfermero es de pensamiento castrocomunista (todo en minúscula), en estos dias un primo que trabaja en una distribuidora nos lanzó el pitazo de que allí venderian papel higiénico POR BULTO, nos pusimos de acuerdo y mi tía me buscó para ir, yo estaba en horario laboral pero si no fuera por el gobierno no hacia cola así que le dije “Rafa ya vengo, voy a comprar papel higiénico” me respondió “no será tan ya vengo, ya a hacer cola” me dió sordera testicular y me fui… A la media hora ya estaba trabajando de nuevo, al llegar me dice “entonces doctora, no consiguió?” Con todo el sarcasmo posible; yo le repique “Si Rafa, compré un bulto” y de inmediato el “dónde doctora?” Y yo que soy taaaaan simpática le respondi: NO TE VOY A DECIR, anda y haces cola para que te vendan 2 rollos,porque a ti te encanta esa vaina, por eso votaste por ellos! Fin de la conversación!

    Me gusta

  7. Yvonne Mattos en dijo:

    La verdad es que casi me hace llorar esta historia, pero como al autor, de la mas pura rabia, casualmente ayer tuve un encontronazo con compañeros de trabajo, simpatizantes del actual régimen, porque por segundo día consecutivo llegaron media hora tarde al trabajo debido a que en el Bicentenario de la esquina había llegado carne, pollo, harina, leche y otros productos de la “cesta básica” que ahora pertenecen al grupo de “alimentos exóticos” que rara vez te tropiezas en el abasto cotidiano, razón por la cual ellos debieron, primero, entrar y salir para poder burlar el racionamiento, allí aún no aplican la de la “cédula laminada” y luego hacer la cola correspondiente para poder pagar. Yo, muy molesta, grité a todo pulmón en medio de mi lugar de trabajo “por qué carajo tenían ellos que aguantar tal humillación calladamente, y lo que es peor, por qué nosotros, los que no hemos votado jamás por este bodrio debemos compartir con ellos la consecuencia de su insensato voto” en fin…

    Me gusta

  8. Epa Golcar, no sabía de tu Blog… es fabuloso. Me he reído un montón, también
    has provocado que se me suba la tensión como si fuera mi propia experiencia diaria. Para que veas, tampoco sabía que éramos colegas; así es la vida vamos por ahí dejando pasar las cosas hasta que nos topamos con ellas y nos sorprenden, aún tratándose, como en nuestro caso la referencia de un gran cariño y respeto. Bueno, solo para poner mi Blog y entusiasmo a la orden. Voy de frente y sin que me inviten en primera fila cuando se trata de defender nuestros derechos fundamentales. Todos debemos ser protagonistas de esta lucha… yo voy pa´lo que sea que signifique poner a esta razia en su puesto. Así que ya sabeis todos. Para llegar a mi blog lo más fácil es colocar en la ventana de Google o cualquier servidor mi nombre – Dorian García G – y zuas! sale el propio.

    Me gusta

  9. y yo los entiendo a todos que están dando su opinión de esta post de Golcar, cuantas familias duran días sin comer, y sacrifican de todo solo para darle el pan de cada día a sus hijos, antes uno escogía lo que quería, ahora hay que comprar lo que se encuentre. De un tiempo para otro las cosas fueron cambiando, las inflaciones y las devaluaciones.

    Pasar en las calles y mirarle las bolsas a la gente para ver que lleva, y de pronto cuando uno quiere entrar a la tienda no se consigue nada.

    Con 100bs no te alcanzan para nada, un mercado bueno 1000Bs como mínimo, y gente que va en grupos de 3, para llevar una harina cada uno, para tener 3 harinas en la misma casa.

    En fin es un desastre, en el estado Táchira, los colombianos hacen tremendos mercados para llevar a Cúcuta, y yo creo que debería de haber un control.

    Golcar gracias por darnos este buen artículo para la reflexión.

    Me gusta

  10. Isol Cequea en dijo:

    Manidon de 80 mg en Locatel de Sabana, telefono 631-8859
    el telefono es 763.4507

    Me gusta

  11. Moreida de Delgado en dijo:

    Que tristezarrechera que da leyendo tu blog Golcar una no sabe que hacer si llorar o salir a la calle a quemar automercados (sobe todos los invasores chinos) yo por esa impotencia que siento prefiero no hacer cola para comprar nada, si se me acaba la harina pan compro masa de maíz en el mercado, mas cara si pero sin cola y sin arrecheras, igual hago con la leche en estos días pase ppr un abasto y había leche y le pregunte a la cajera ¿cuanta puedo llevar? y me dijo “la que quiera” y agarre el bulto, cuando llegue a la casa vi que salia en 75Bs, el kg, pero no me importó porque mi salud y tranquilidad vale mas que morirme de rabia haciendo una cola. Ay Golcar pero menos mal que cuando iba a empezar a llorar leí la anécdota del final y me hiciste reír con el consuelo que te dio de Cristian.

    Me gusta

  12. Jose Hernandez en dijo:

    le diste la harina al señor que te presto la cedula?

    Me gusta

  13. Otilia Docaos en dijo:

    Lamento mucho lo que viviste… Es la impotencia de fabricación cubana que pretende joder hasta reventarnos. No lo lograran

    Me gusta

  14. Margarita Liscano en dijo:

    La adrenalina me sube leyendo tu experiencia mi respetado Golcar, y los comentarios de quienes aprovechan para descargar la frustración de no saber que hacer ante la ignominia, y pienso en la fulana Patria que nos venden a diario, me digo, mi corazón sabe que ésta, es producto de un estado de mitomanía oficial, para exaltar la ingenuidad de quienes todavía creen en valores patrios y todo ese merecumbé rojo, que solo sirve para que los ilegales se mantengan a flote, resistir, implica sacrificios y entre ellos está el de negarse hacer cola para comparar cualquier producto necesario en el diario sobrevivir, en lugar de Patria defendamos nuestra dignidad, me niego, me niego, me niego: Lo siento por el anciano y los ancianos o enfermos que seguro morirán por falta de medicinas…algunos debemos morir!!!

    Me gusta

  15. Carlos en dijo:

    …fíjate Golcar, hoy fuí a comprar unos cauchos al carro y terminé en la cola del Supermercado, en esa extraña nota de la humillación, no para comprar uranio u oro, o las anheladas especies que provocaron los viajes de Colón, hermano para comprar “papel tualet”, una cosa tan corriente, que nunca he escuchado en el mundo, que esa tontería de la higiene haga falta.

    …extrañeza me producen mis vecinos de cola, cuando estos al oír a alguien quejarse por la situación del calor, la cola, el verguero comentaron, “da gracias que lo consigues y te lo venden, no te quejes…”. Me arreché, igual que muchos, por tamaña irresponsabilidad de justificar otro compatriota nuestras penurias.

    …No se de que está hecha esta situación. Ineficiencia, sin duda. Irresponsabilidad, a montones. Ausencia, ¿que? …si ausencia nuestra, participando no solo votando, sino militando en la causa de la promoción de actos pedagógicos hacia quienes con otros tantos votos han apoyado esta locura…Me arrecho, me quejo, pero como no avalo el camino de las armas, voto y trato de impulsar así lo hagan quienes han equivocado sin duda su actuar cívico….

    Me gusta

  16. yo tambien deseo con todas mis fuerzas que salgamos de ese maldito gobierno y que socialista empobresista, e humillador, si es verdad tienen convenios con china y japon y otros que solo vienen al pais a robar.

    Me gusta

  17. Lucy Alejos en dijo:

    Esto es realmente inaudito… Una verdadera falta de respeto a la simple condición humana!

    Me gusta

  18. Mariana Aponte en dijo:

    Es completamente cierto yo vivi el maltrato a las personas en esos supr latino los chinos escondidos solo maracuchos repitiendo y mal hablandole a la gente y no entre a comprar solo lo hice por el calor para refrescarme (estaba de pasada por maracaibo ) y lo vi las colas gigantes a puerta cerrada como si fueramos delincuentes. En otro comercio panaderia y abasto igual solo podian comprar un jabon porque tienen clientes fijos y despues no consiguen el producto ademas me dijo la cajera estamos siendo grabados despues me botan que tal . Tambien recorri muchas farmacias porque las hay y no consegui migradirixina pero hay patria

    Dios ten misericordia de este pueblo

    Me gusta

  19. JoseLuis en dijo:

    Hay cuatro opciones:
    1. O los venezolanos se van,
    2. O se adaptan y se adormecen,
    3. O luchan y salen a ocupar la calle a protestar contra esa mierda
    4. O se mueren lentamente de arrechera contenida.

    Olvidense de esperar que la solucion llegará por si sola, o por obra y gracia de una oposición que no da pie con bola y repite como loro que el ‘tiempo de Dios es perfecto’…Olvidense que Maduro y todos ellos van a morir pronto calcinados por un rayo fulminante, olvidense que se van a cansar de destruir el pais y se largarán asi, solitos…Olvidense de la justicia divina, de la invasion gringa, de la presion internacional, de las peticiones firmadas en internet, del twitter, del facebook..

    Tienen que salir solos de esta desgracia y eso es luchando, tomando la calle 😦

    Me gusta

  20. Yandira Rojas en dijo:

    Hay que ver que los corazones de los venezolanos son grandes y resistentes! yo acá a la distancia con supermecados repletos de de productos con una economía de oferta y demanda normal, demócrata, casi que exploto de rabia, impotencia, humillación, tristeza por mi país, etc… cómo pueden aguantar los corazones que viven esa maravillosa tierra!

    Me gusta

    • Reos 1970 en dijo:

      totalmente de acuerdo con tu comentario…!!! Siempre esperando que Alguièn, Quien Sea, Cualquiera, haga lo que nosotros debemos hacer. Siempre buscando que alguien nos dè la esperanza de no luchar nosotros o de no hacer nuestro trabajo. Queremos creer en cualquiera que nos diga que no tendremos que hacer ningun sacrificio….Sea porque se muera de una enfermedad, que lo mueran, que se vaya huyendo, que vengan los gringos, que si habrà un levantamiento popular (como si nosotros mismos no fueramos pueblo)…
      “…Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada…”
      Edmund Burke

      Me gusta

  21. karina finol en dijo:

    Amigo creeme que comparto tu indignacion como es posible que nuestra Venezuela haya llegado a donde ha llegado y parece que no tenemos dolientes, no sale nadie en nuestra defensa lamentablemente aqui vamos a tener que tirarnos todos a la calle y que pase lo que tenga que pasar para lograr nuestra libertad como sucedio en los virjos tiempos para sacar de una vez por todas a estos seres los mas indolentes, corruptos, malvados,cinicos e hipocritas que han pasado por la historia de nuestro pais

    Me gusta

  22. Elisa Bigi en dijo:

    Mi querido Golcar, sentí un profundo dolor en el corazón al leer tu crónica. ¡Qué tristeza que los venezolanos estemos permitiendo que esto suceda! No puedo escribir más porque hasta me tiemblan las manos de la angustia, de la indignación, de la a…

    Me gusta

  23. Querido amigo: leo tú escrito y lloro por dentro. Siento tú indignación…nuestra ira. Qué hacemos? Cómo cambiamos esta historia? el país se nos muere en frente de nosotros sin que hagamos nada. Qué impotencia tan dolorosa. Algo tiene que pasar. Alguien tiene que despertar. Rezar? creo que viendo el comportamiento “apátrida” de derecha e izquierda es lo único que nos queda o quizás seamos muchos lo que como el señor que detallas necesitamos n marcapasos: un estallido en el corazón a ver si finalmente reaccionamos. Mi esperanza? tribunas como esta. Legítimas, sin necesidad de negociaciones escondidas.

    Me gusta

  24. labea en dijo:

    Verga Golcar, las sienes me comenzaron a palpitar fuertemente. ¡Qué impotencia! Y lo más fuerte es que el pueblo zuliano, a quienes yo tenía de ejemplo de valentía, estén tan subyugados por la miseria y la dejadez. Comenzando por los empleados, que son tan ciudadanos y padecen lo mismo que los clientes. Los abusos a la dignidad de las personas, la falta de la más mínima compasión por el hermano humano…. No no no y ¡No! no se puede seguir aceptando más. Golcar, el Manidon ya casi no se consigue. Es un medicamento muy viejo, deberá tratar de conseguir un sustituto. El marcapasos no es un estigma. Conocí a una señora en San Cristóbal que lo tuvo añales y vivió una vida rica, activa y productiva. Y eso que se lo implantaron como a los 70 años, murió de 80 y piquísimo creo que de otra cosa que no tenía nada que ver con el marcapasos. Espero que ese señor se mantenga bien. Al blog le vamos a decir “el blog de la catarsis”. ja ja. Un beso DTB

    Me gusta

    • Lo peor es que los sustitutos tampoco se consiguen, Bea. Hace 15 días estuvimos recorriendo farmacias buscando el Natrilix y también está agotado. Cuando llega alguno a las farmacias, vuela.

      Me gusta

      • Blanca en dijo:

        estoy en méxico… mi mamá (que está aquí) se va el jueves a maracaibo… dime si te ayuda de algo que compre los medicamentos aquí y los envíe…

        Me gusta

      • Gracias, Blanca. Por ahora el amigo irà a consulta con el cardiólogo a ver si le cambia el tratamiento por un medicamento que se consiga con más facilidad porque es algo que tiene que tomar de por vida. Te avisaré cualquier cosa si debo tomarte la palabra. Muy agradecido de verdad.

        Me gusta

  25. Lala de Balestrini en dijo:

    Y yo entiendo perfectamente a Golcar cuando dice que explotò hoy, porque yo explotè la semana pasada ante tanto abuso no solo del desgobierno corrupto e hijo de puta que tenemos sino de los dueños de los supermercados que se prestan para que cada dia nos sintamos mas miserables y mas desgraciados, llegò aqui a Mèrida especificamente a la Parroquia que es donde vivo, LECHE que ahora nombrarla es como nombrar la droga o peor porque hay que pedirla con voz baja y sonreìdo para que le puedan vender un pote por persona, nos avisan llegò leche al Junior, yo inmediatamente apaguè los fogones (estaba haciendo el almuerzo) llamè a mi esposo por tlf. “Leo estan vendiendo leche en el Junior” y de una vez llegò, , invitamos a mi hijo y nos fuimos al dichoso supermercado cuando llegamos la cola era increìble salìa del supermercado y llegaba como a dos cuadras y media, con la suerte que somos (mi esposo y yo) de la tercera edad pues habìa cola preferencial y no estaba tan larga y ahi nos metimos, oh sorpresa pasaban una persona de la cola regular y una de la tercera…… habìa que pagar en la puerta y se tardaban lo que nadie se puede imaginar, cuando voy a entrar me dicen que si voy a comprar leche no puedo entrar al supermercado con la leche que tengo que dejar el pote afuera y ahì si, entrar hacer las demàs compras, como mi hijo no iba a comprar leche le dije vaya usted y me compra lo demàs, bueno y a tragarme la rabia, cuando saca la cabeza el vigilante y grita traigan sencillo para que paguen completo porque no tenemos cambio, le dije ” ustedes estàn en la obligaciòn de buscar el cambio muy bien pueden decirle a las cajeras que les den sencillo, pasò esa cuando de repente vuelve a sacar el vigilante la cabezota y grita. arrimense a la pared, pegados a la pared, ahi si me diò la arrechera y me acerquè donde estaban y les dije :les parece poco la humillaciòn a que nos tienen sometidos por un pote de leche para que sigan jodiendo? !nojoda! “ni que la estuvieran regalando” y cuando me entregaron la que yo comprè les dije: tienen que ser un poquito mas amables porque hacer estas colas no es nada agradable y dejeme decirles que este mètodo de hoy no sirve para nada, la pròxima vez traten de agilizar para que la cola fluya mejor,y a la gente que estabaen la cola les dije a todo grito para que oyeran todos ” en diciembre vamos a tener una nueva oportunidad de salir de esto, vean a ver si salen a votar o si quieren seguir haciendo las colas para que vendan un triste pote de leche, y como estaba una amiga que es castrocomunista ahi al lado mio, le dije y todavìa no se quieren dar cuenta a lo que nos han llevado y siguen votando por estos hijos de puta. y disculpenme las malas palabras pero es la forma de drenar mejor esta impotencia que tengo dentro

    Me gusta

  26. John Mason en dijo:

    Querido amigo, entiendo perfectamente tu sentimiento y de verdad no entiendo como en maracaibo, los marabinos siguen permitiendo ese tipo de cosas. Como pueden existir personas que se dicen venezolanos y permitan que este gobierno corrupto y ladrón nos maltrate y nos encamine hacia el comunismo disfrazado de socialismo. Fuerza hermano, que mas tarde que nunca vamos a salir de esto.

    Me gusta

  27. Mercedes Vazquez en dijo:

    Gocho, lo entiendo perfectamente, y he compartido su llanto con el mio de dolor, pues en su relato, me parece que en Mcbo estan como en la epoca de la Inquisicion, de terror, que aqui en Caracas., al menos yo no he visto y mire que ando brincando diferentes supers, metro, eetc y lo mas que ponen limites de 2 productos por persona, y eso a veces otros no.
    Lo de la medicacion, lo vivi, no tan patetico como el caso del señor de 80 años, pero hoy justamente me explico la Doctora que la Bacteria que tengo es de lo peor, que ya habia estado a punto de perforar colon sino me hubiera hospitalizado, y como va colapsando organos hasta el desenlace final, a Dios gracias y a ella, me advirtio y me hospitalize. Hoy sale de laboratorio cual es el antibiotico que la puede eliminar, el unico, y al decirme eso, me dice, NO SE CONSIGUE, mira a ver si por algun lado lo encuentras, pero es el unico que elimina esa bactaria.
    Sali de la Clinica con un sentimiento que no puedo explicar de verte en la calle, saber que es grabe y urgente el eliminarla, y que solo un antibiotico lo pueda hacer y no se consigue, el grado de vacio que me genero de angustia de no se ni como definirlo, quizas., senti que la vida nos valia tan poco, tan poquito por no decir que no vale nada. Finalmente lo consegui por un lado y otro por el otro extremo de caracas, vuelvo a casa agotada del stress de verte tan indefenso, y la angustia cuando te dicen no se consigue, y es esa y no hay otra, que si en medio de todo esto me pasa la mitad que a ud, hubiera terminado o presa o hospitalizada de nuevo.
    No hay derecho, no hay razon, no es justo.
    A mi que me expliquen, no entiendo, solo y muy zanahoria, se me ocurre decir,
    PAREN, YO ME QUIERO BAJAR !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: