El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

El socialismo del SXXI nos hará comer “a la carta”

ciegosPor lo menos día por medio, cuando no todos, la realidad del país hace que en mi cabeza retumben una y otra vez algunas expresiones escuchadas hace más de 10 años, cuando la debacle del país apenas tenía visos de predicción. Su eco ha terminado siendo como una tachuela que insiste en penetrar el cerebro amenazando con no soltarse jamás.

Una es esta que le escuché una noche de tertulia a un amigo cubano que ya tenía unos cuantos años viviendo en Venezuela, a donde llegó con su madre, huyendo del horror castrista de Cuba:  “Óyeme una cosa, lo que soy yo ya estoy arreglando todo para largarme de aquí. Esta película ya la viví y no tengo ninguna intención de volver a pasar por lo mismo. Ustedes apenas van por los créditos del comienzo pero yo conozco el final”.

La otra, algo que oí decir a muchos más de una vez desde entonces, cuando les contaba lo que mi amigo cubano, ido hace tiempo a Miami, decía: “No vale, eso no va a pasar aquí. Venezuela nunca será como Cuba. Primero, porque esto no es una isla y, segundo, porque los Estados Unidos y la comunidad internacional no lo permitirán”.

Los años parecen haberle dado la razón al cubano.

Un buen día agarramos la prensa y nos conseguimos con que un funcionario del régimen declaró que:

La Gobernación del estado Zulia implementará un sistema automatizado para evitar que los consumidores compren el mismo producto en dos supermercados diferentes durante el mismo día”.

Inmediatamente, lo primero que cruza por la mente de todos es la famosa “libreta de racionamiento” cubana. Tal vez más ajustada a nuestros días, a los tiempos tecnológicos que corren, pero libreta de racionamiento al fin. Aunque al Gobernador Arias Cárdenas le enerve la comparación y diga: “No estamos racionando, estamos evitando que se lleven los productos a Colombia (…) No estamos en Cuba nada, estamos en Maracaibo.”.

No es que el racionamiento sea algo nuevo. En el interior del país tenemos años pasando por la humillación de tener que mostrar ante un cajero de supermercado la cédula de identidad para poder acceder a dos kilos de Harina Pan y dos tubos de pasta dental. Ya tenemos tiempo viendo como policías y GNB se encargan de custodiar los productos regulados en los supermercados, limitando la compra a 2 por persona mientras ellos salen con séis.

Es solo que la declaración del funcionario convierte el racionamiento en política de estado a cuyo servicio se pone la infraestructura de la teléfonica estadal y del Sistema de Identificación del país. Nada más y nada menos. Por eso la noticia rebota incluso al plano internacional y medios de otros países como Perú21, ABC o El Mundo de españa se hacen eco de la misma. El régimen puso toda su “creatividad” en idear “un sistema que se ha diseñado en la Gobernación, integrado a un servidor de Cantv que se va a direccionar desde el Ejecutivo regional para monitorear la compra de los 20 productos regulados. Es decir, el sistema va a registrar la adquisición del rubro en un establecimiento y evitará que el mismo usuario adquiera el mismo producto, el mismo día, en otro expendio de alimentos”.

Esa declaración lo dice todo. No creo que amerite ahondar en lo que el “sistema” significará para la población y su calidad de vida. Pero eso no es todo, ni lo peor. El funcionario parece enorgullecerse al decir: que “algunos rubros podrán adquirirse al siguiente día, pero que el mismo sistema determinará el período de tiempo que debe transcurrir para que se pueda comprar de nuevo un determinado producto”. ¡Qué eficiencia!

Es decir que con la instauración del creativo mecanismo, el régimen decidirá de acuerdo a su “justo” entender y parecer -como le dé la gana, pues-, cuánto tendría que durar en nuestros hogares un kilo de azúcar, un rollo de papel tualé, un litro de aceite o un tubo de pasta dental. ¡Dios nos libre de una diarrea o de antojarnos de hacer patacones fritos! Se nos agotaría el papel o el aceite hasta que el régimen decida que podremos volver a comprar. No se especifica si ese tiempo variará para un hogar de 2 personas o para uno de 10 familiares. Imagino que son detallitos que se “perfeccionarán” con el tiempo.

La genial idea del régimen para “solucionar” el grave desabastecimiento que enfrentamos en el país, se ve coronada con esta perla del gobernador Arias Cardenas: “Quien compre más de un mismo producto al día irá preso por desestabilizador“.

En ningún momento uno oye decir que las centrales azucareras expropiadas vayan a ser puestas a producir nuevamente o que las industrias arrebatadas a los empresarios privados se van a repotenciar para que comiencen a producir lo que anteriormente producían. Nada que ver. Ahí están Agroisleña y Friosa como monumentos al fracaso revolucionario. La creatividad del Socialismo del Siglo XXI parece estar puesta solo al servicio de la persecución del ciudadano, de hacernos sentir que todo este descalabro económico, que toda la ruina en la que han sumido al país es culpa de quienes se ven forzados a perder innumerables horas productivas de su vida en una fila para comprar un día la pasta dental, otro el aceite, otro la harina y así sucesivamente. Sí, la culpa es tuya, que consumes más de lo que necesitas. No del régimen que se adueñó de todo el aparato productivo para inutilizarlo.

En un país serio y coherente, se esperaría que las declaraciones de los funcionarios hablaran de cómo enrumbarán la economía para estimular el aparato productivo. Uno esperaría que el régimen dijera que todas esas empresas paralizadas que están en su poder serán ofertadas para que quienes estén en capacidad de ponerlas a producir, las compren. Ya uno no espera ni siquiera que le sean devueltas a sus legítimos dueños, a quienes las hacían producir, porque sabemos que el régimen es pillo y siempre tratará de sacar ventaja de sus tropelías. ¡Pero que las vendan, que las subasten entre quienes sí tengan voluntad y capacidad de producir!

Pero no. Aquí se actúa como el nuevo rico cargado de oro: ¡Vamos a importar lo que se necesite! y, como el esbirro, ¡vamos a perseguir al ciudadano y a volverle la vida un infierno!

Desde hace ya casi 15 años, Venezuela, como esa sugerente imagen que circula anónimamente por la red, parece ser conducida por un ciego seguido por miles de adoradores que, si no son ciegos, se tapan los ojos para no ver. “No vale. Esto no será nunca como Cuba”. Y no asimilamos que ya es como Cuba.

La gente pasa 3 o 4 horas al día para comprar 2 paquetes de papel tualé y dos litros de aceite de soya (de maíz ni se asoma por ningún lado), después de pagar, sienten que fue un gran triunfo, experimentan la alegría de haber vencido. Nos tienen atados como mulas a la base de la pirámide de Maslow. Entretenidos buscando lo básico para subsistir.

Y ahora ellos decidirán si un rollo de papel tualé te debe durar dos días o 3 semanas, tendrás que cagar de acuerdo a lo que ellos digan que se supone debes cagar. ¡Que no te dé diarrea! ¿Cómo determinarán si un pollo me debe alcanzar para una semana o un día? ¿Tendremos que decir al momento de la compra para cuántas personas en el hogar estamos comprando? ¿Un kilo de harina debe durar una semana, aunque en casa comamos 15 personas? ¿O nos turnaremos para comer arepa de acuerdo a lo que ellos decidan? Una semana comes tú y, con la próxima compra, como yo. Como dice el viejo chiste que ya no nos causará gracia:

“-En casa comemos a la carta.

-¿En serio, cada uno escoge lo que quiere comer?

-No. Repartimos las cartas a la hora del almuerzo y a quienes les salgan los ases, comen”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

10 pensamientos en “El socialismo del SXXI nos hará comer “a la carta”

  1. Margarita Liscano en dijo:

    La gran pregunta es cómo lo resolvemos?, a estas alturas las lamentaciones están demás, debemos actuar en colectivo, todos a la calle pero todos!, la disidencia es mayoría entonces?; hasta para protestar estamos divididos, un día salen los maestro, otro los médico y así fraccionados no lograremos nada, hay que paralizar el país de una ves y quedarnos en la calle hasta el final.

    Le gusta a 1 persona

  2. Sandra Hantuch en dijo:

    Imperdibles como siempre tus palabras Golcar. Es el retrato de una indignante realidad que aún muchos se niegan a aceptar.

    Me gusta

  3. Me permito compartirlo mi querido amigo. Abrazo y admiración

    Me gusta

  4. Golcar, mi querido cronista, hoy es el tema temido y vivido del racionamiento, el objeto de tu texto. De nuevo, el matiz ácido de tu humor y la decepción colorearán el dibujo de la realidad que nunca debió ser. La agresión contra el sistema productivo y la absoluta incapacidad para manejar lo expropiado – entre un conjunto de eventos infelices, donde sobresale la corrupción- trajeron ecasez y desabastecimiento a un mercado tan ajeno a estos rasgos en su cultura de mercado. Toca registrar estos episodios que – convencida estoy- no serán nuestro destino como país. Tal vez un día no lejano, puedas recopilarlos bajo el título de “Así nos tocó vivir”, apropiándote del nombre de las historias que recogió y procesó en su trabajo de investigación nuestro Luis Pedro España

    Me gusta

  5. pollinob en dijo:

    Excelente post. Merece difundirse todo lo posible.

    Me gusta

  6. Siento un dejo de dolor, de añoranza y tristeza, ver que cada día que pasa mi amada Venezuela, esa en la que vine al mundo por allá en los ochenta, se va difuminando más y más ante mis ojos y como esa Venezuela aunque parezca contradictorio se afianza más clara y palpable en mi mente. Y es que los recuerdos de estos treinta y tantos años solo me dejan una cosa en claro y es que al paso que vamos esos momentos, difíciles Sí, pero de los cuales salimos fortalecidos y con una economía que permitía adquirir lo que se necesitare, cuando se necesitare, donde se necesitaren, con mensajitos en Twitter, en facebook … Y muchos vamos hacer … pero no se hace, no regresaran y aunque muchos de mis conocidos, me afirman que nuestros representantes opositores están haciendo todo bien, no se porque me queda un amargo sabor en la boca, de que no, NO es así.

    En este país el régimen hace lo que le da la gana, cuando quiere, donde quiere y con quien quiere, los poderes del estado TODOS y cada uno de ellos actúan cual zombiee o focas (con el perdón de los animalitos) embelecidos, embobados, tal como les dicen que deben hacerlo, en cualquier país normal y democratamente formado y constituido, una fiscal general hubiere actuado ante las declaraciones de Silva, Un jefe de estado (uno Verdadero) como bien dices Golcar, ya estuviere actuando para producir, producir, no importar, un organismo electoral hubiera actuado como verdaderamente lo dice la constitución y los reglamentos del organismo, pero ya todos sabemos lo que sucedió y seguirá sucediendo, en un país donde se pensara verdaderamente en la seguridad del ciudadano, no se perseguiría al buen ciudadano, NO señores, se perseguiría a los delincuentes, pero aquí se le regalan canaimitas y se pacta con ellos. Por eso si Golcar tienes toda la razón esos come mierda ya nos tienen como en cuba aunque muchos se hagan los ciegos.

    Lamentablemente para mi esto se resuelve de la única forma que se resuelven las dictaduras, como han caído todas y cada una de ellas ESTALLIDO SOCIAL.

    Y me perdonan los que no piensen como yo.

    Me gusta

  7. Lala de Balestrini en dijo:

    Bueno pues por eso siempre recuerdo a Orlando Urdaneta con èl “No vale, yo no creo” y no lo estàn clavando hasta el fondo y siempre recuerdo a mi querida suegra cuando un dia me dijo “Lala, con rezos no los vamos a sacar nunca” y cuando yo misma dije hasta que no salgamos a defender esta vaina en la calle, asi los muertos seamos nosotros, ah no, me cayeron encima que yo era una arbitraria, radical que eso no era asi, que claro que se iba a solucionar democrraticamente y bueno para la muestra un boton, cada dìa estamos peor, los señores del gobierno viviendo a cuerpo de reyes y los pendejos llevando vaina cada dia mas, ¿ y los militares? bien con las bolas de adorno como los arbolitos de navidad, que hay militares constitucionalistas? mentiras no los hay, tenemos militares vendidos al rrrregimen cada dia queda mas demostrado que es asi, y cada dia estamos mas iguales al libro “rebelion en la granja”. El sàbado estuvimos en un mercal aqui Mèrida y quisimos comprar una mortadela y cuando la fuimos a pagar nos dijeron “el señor no puede comprar la mortadela porque comprò ayer, se tiene que esperar 48 horas para poder comprar otra” y yo de una vez dije “racionamiento como en Cuba”, cuando fuimos a un pdval que hay en el club militar aqui en Mèrida nos pidieron nombre y cedula de identidad y metieron los datos en una computadora y de paso cuando ibamos saliendo vimos un cartelito que dice ” señores usuarios si usted nos visita y hace compras en este establecimiento tiene que esperar cuatro dìas para poder comprar otra vez” y hasta le dije a mi esposo eso està de tomarle foto pero me pendejeee y no la tomè, lo ùnico que les dije fue: “ni que hubiera tanta variedad de productos para que estemos viniendo todos los dìas” la tipa me mirò pero no me dijo nada, asì que esas tenemos y ahora si digo: que Dios nos agarre confesados.

    Me gusta

  8. Bibiana Balestrini de Osorio en dijo:

    Y como los tramposos se saben las mañas para todo pues compran de a 10 los multicedulados y los fallecidos, como por ejemplo: Son 2 harina PAN x persona, ud.lleva 4″- “Llevo la mía y la de mi papá” – “¿Y su papá? Se murió pero votó y quiere harina pan” la verdad, esta realidad del pais da grima!

    Me gusta

  9. Zoleiva Rojas de Santos en dijo:

    Buenisimo, nos reimos a carcajadas, lamentablemente no lo podemos ver solamente desde el punto de vista humorístico porque lo que estamos viviendo es una tragedia. Golcar el Sábado viví lo del racionamiento electrónico en Merida, fuimos a Mercal la nueva pasion de Leo y me antoje de una mortadela que me gusta mucho y hace tiempo no la veía en el supermercado y cuando fuimos a pagarla en la cuenta de Leo nos dijeron que no podía que estaba bloqueado porque el día anterior había llevado cuatro, por supuesto nos quedamos como Condorito !pop, pop, plop!!!! De paso no eran para el, las saco para un Senhor que le pidió el favor, son cuatro por persona no se hasta cuando dura el bloqueo, son mas de veinticuatro horas, así que no te achustes.!!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: