El blog de Golcar

Este no es un reality show sobre Golcar, es un rincón para compartir ideas y eventos que me interesan y mueven. No escribo por dinero ni por fama. Escribo para dejar constancia de que he vivido. Adelante y si deseas, deja tu opinión.

Archivo para el día “abril 9, 2013”

¿Toallas sanitarias ecológicas? #VayaPalaMierda

toallas

Les prometo que lo vi y no hacía sino esperar el momento en que a la gordita de franela blanca del centro, la que tiene los ojos como brotados de no creer lo que está escuchando y viendo, le dirían. “¡Sonríe, amiga, es una cámara escondida!”. Aunque se me hacía extraño que Vive Tv hiciera una versión socialista de un formato de programas tan imperialista como ese.

“Como diría mi madre, pensé, ¡Vaya pa´la mierda! ¿Esto es en serio?”

Busqué entre las mujeres en pantalla a Norah Suárez, Nelly Pujols y a Betty Hass para ver si se trataba de una edición especial de la Radio Rochela. Nada. Terminó el video y no fue “A que caes” o algo por el estilo. Tampoco era un capítulo no visto de La Rochela.

Le di replay porque pensé: Debe ser un documental cubano o una especie de canal “Utilísima” o “Casa Club”  de La Habana retransmitido por el medio oficialista venezolano porque allá es donde he sabido que desde hace mucho tiempo las mujeres se ven obligadas a usar trapitos para contener su líquido menstrual y, como la escasez es tan profunda, no los pueden botar, tienen que lavarlos y reutilizarlos, a menos que cuenten con la suerte de que una turista con la regla les deje las toallas o tampones que le sobrasen del paquete que llevaron a la isla.

Afiné el oído tratando de descubrir el acento Habanero y nada. No me sonaba a Cubano. Ya cuando escuché que decían algo de sus abuelas en El Páramo de Los Conejos, pues no me quedó duda de que se trataba de una producción absolutamente autóctona venezolana. Un audiovisual endógeno mesmo, pues.

Claro, esto que nos enseñan en el video, son “elementos sofisticados con costuras elaboradas”, no son cualquier trapito de desecho, una franela rota del niño, o unas medias viejas del marido. No queridas amigas, estos son adminículos realizados a partir de las más suaves y delicadas telas, con coloridos estampados de la más última moda parisina. O sea, helouuu, puede ser el último grito de la semana de la moda de Milán o París. Cuando Milán y París se decidan a dar el triunfal brinco al socialismo del Siglo XXI, of course.

Puse de nuevo el video y mientras miraba a la trigueñita demostrar cuan ecológica y bonita resulta su toalla sanitaria endógena y lo fácil que resulta hacerlas, no podía dejar de pensar en Vanessa Davis y Maripili Hernández, sentadas en sus máquinas de coser, confeccionando sus caseros modess. La veía con parsimoniosa paciencia lavando sus toallitas de corazones, estrellas o lunares de colores, con sumo cuidado para recoger el residuo en un recipiente y luego vaciarlo en sus macetas de rosas de la ventana.

Por mi cabeza pasaba la hacendosa abuela, Cilia Flores, con toda su dedicación, pidiéndole a sus nietas que les trajeran las toallas usadas, esas que con tanto amor les confeccionó su abuela, para lavarlas y aprovechar de regar las plantas del gigantesco pent house. Porque no me imagino yo, a la revolucionaria abuelita de labios botóxicos, haciendo que alguna afrodescendiente de su staff de “ejecutivas especialistas en la administración de los quehaceres domésticos de hogares ajenos” -como me imagino les debe gustar llamar al servicio doméstico a los socialistas-, le lave a sus adoradas nietas semejantes prendas íntimas.

A Rosa Inés me la imaginé con su abanico de dólares recorriendo tiendas de telas en Miami, luego de ver el concierto de Justin Bieber, para traerse los géneros más juveniles que consiguiese y que Marisabel le haga sus toallitas sanitarias ecológicas. Mientras que a María Gabriela la veía en los baños del concierto de Madona en París, sacando su toalla ecológica de la entrepierna y guardándola en su bolso Louis Vouiton, para, al llegar a su casa, lavarla con Woolite.

En esas andaba mi mente, divagando con la ingeniosa propuesta de Vive Tv. cuando escuché en la radio que un activista de la lucha contra el HIV-SIDA decía a la entrevistadora que entre los productos incluidos en la lista para obtener dólares a 6,30 para la importación, no se encuentran los preservativos. Es decir, que los condones, como las toallas sanitarias industriales y comerciales del “capitalismo salvaje”, comenzarán a escasear y se pondrán tan caros que muy pocos podrán darse el lujo de adquirirlos.

¡Qué bien! Pensé. Eso les dará pie a los de Vive Tv. para una nueva entrega de su programa de manualidades: “Como realizar condones a partir de las tripas del cerdo”. Con las toallas sanitarias ecológicas nos devolvieron de un solo tanganazo a principios del siglo XIX. Ahora, con los preservativos de tripa de cerdo nos llevarán a la Edad Media. ¡Cosa más grande!

Al Final, me quedó la duda de si alguna de mis amigas comprometidas con el “proceso”, esas resteadas con el Socialismo del Siglo XXI, las que dicen “NO VOLVERÁN” con ira en los ojos, están dispuestas a hacerse, lavarse, y reutilizar las toallas ecológicas. ¿Puede alguna mujer cuerda, en su sano juicio, después de ver ese video e intuir a qué tipo de país nos quiere llevar quien se postula como candidato a “profundizar el socialismo en Venezuela”, llegar al centro de votación y, conscientemente, darle su voto?

Anuncios

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: